Celebs

Violeta Isfel dio detalles de su dura juventud: abandonó la casa de sus padres a los 15 años

Solo dos años después quedó embarazada y fue víctima de abusos en el hogar de la familia de su ex.

Violeta Isfel

Antes de consolidarse como una de las actrices más queridas de México, Violeta Isfel tuvo que aguantar cualquier cantidad de maltratos, atropellos y actitudes abusivas de su expareja, con la cual tuvo un hijo en su adolescencia tras mudarse a los 15 años.

Al respecto, la famosa de 36 años se sinceró en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante para El minuto que cambió mi destino, recogida por Infobae, en la que declaró que tenía mala relación con sus padres, lo que la motivó a marcharse tan temprano de casa.

“Ya me voy de la casa, ya no puedo más, no me gusta que estemos discutiendo. Estoy muy contenta con mi vida y prefiero verlos con gusto a que estemos enfadados”, les dijo, de acuerdo con sus palabras.

Llegó a casa de su novio de aquel entonces, Rommel Ramírez, pero poco después comenzaron los primeros abusos, en especial, por parte de su suegra quien tomó confianza muy rápido.

“Al principio se vio como un ‘Yo le ayudo, señora’, yo en acomedida. No supe en qué momento se volvió en una obligación [...] entonces en sumisión total ‘Sí, señora’ [...] Esta mujer que vez se construyó sola, nunca fui así, o sea en esa época no era así, era muda”, expresó.

Violeta Isfel se convirtió en mamá a los 17 años, pero su pareja sentimental no reaccionó de buena manera y hasta tuvo episodios violentos con el pequeño Omar

“Omar no podía llorar, no podía hacer un escándalo porque entonces me regañaban horrible porque no tenía derecho a gritar ni nada”, agregó. De hecho, en una ocasión su ex quiso sacarlo de la casa mientras estaba lloviendo porque tenía hambre.

“Bajo como energúmeno y dijo: ‘ay, este escuincle’, entonces ahí fueron varias alertas para mí. Lo toma de la andadera, estaba lloviendo y quiso sacarlo y dijo: ‘este niño va a aprender’, en eso lo detengo y le dijo: ‘¿estás loco? ¿Qué te pasa?’ No lo vas a llegar a ningún lado”, relató.

“No sé por qué comencé a insistir que quería ser mamá sólo que no me fije en las condiciones en las que estaba viviendo porque yo estaba como nublada de ‘todo es rosa, no hay problema, hoy por ti mañana por mí'”, continuó.

Por defender a su hijo casi le pega un puñetazo, afirmó, situación que le hizo ver que tenía que armar “una estrategia” para salir de esa casa y vivir lejos del ambiente tóxico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos