Celebs

La hija de Michael Jackson ya tiene 24 años y es idéntica a su mamá: ¿qué fue de Paris?

Han pasado casi 14 años desde el fallecimiento del rey del pop.

Michael Jackson tuvo tres hijos: Prince, Paris y Blanket
Michael Jackson tuvo tres hijos: Prince, Paris y Bigi (antes Blanket) | (Instagram: @parisjackson / @princejackson)

Paris Jackson tenía 11 años de edad cuando su padre, el famoso cantante Michael Jackson, murió inesperadamente por una sobredosis de medicamentos la mañana del 25 de junio del año 2009.

PUBLICIDAD

Tanto ella como sus hermanos, Prince y Bigi, habían crecido protegidos de la exposición a la prensa, pero ella decidió entrar al centro de atención en ese momento para hacer una declaración.

Al final del multitudinario funeral del rey del pop, la niña tomó el micrófono con valentía y expresó entre lágrimas ante los presentes que su papá había sido “el mejor padre que te puedas imaginar”.

Sus palabras conmovieron al público en el Staples Center de Los Ángeles y a los millones que siguieron la transmisión de quien fuera una de las figuras más destacadas en la historia de la música.

Desde aquel fatídico suceso que conmocionó a la familia Jackson y al mundo del espectáculo, han pasado casi tres lustros. Ahora, Paris está convertida en una bella y talentosa joven de 24 años.

Pero, ¿qué pasó con la hija de Michael Jackson tras su muerte?

Luego del fallecimiento de su papá, la pequeña nacida el 3 de abril de 1998 y sus hermanos quedaron a cargo de la familia del cantante. En concreto, de su abuela Katherine y su primo, Tito Joe Jackson.

Afrontar la pérdida y adaptarse a una vida sin su único referente hasta entonces fue difícil para Paris. Aceptó dejar la educación en casa y comenzó a ir a una escuela privada en donde no encajaba.

PUBLICIDAD

Entonces, según reveló en una entrevista a Rolling Stone, empezó a compartir con los únicos que la aceptaban en ese momento: “Muchas personas mayores que hacían muchas locuras”.

“Estaba haciendo muchas cosas que los niños de 13, 14 y 15 años no deberían hacer. Traté de crecer demasiado rápido y no era realmente una buena persona”, reconoció en la charla en 2017.

En la adolescencia, Paris cayó en una fuerte depresión, ansiedad y desarrolló adicción a las drogas. Durante esta etapa, también enfrentó la crueldad de las redes sociales y el acoso cibernético.

En medio de todo este torbellino, cuando tenía 14 años de edad, un extraño la agredió sexualmente. “Fue muy difícil para mí y, en ese momento, no se lo dije a nadie”, confesó a la publicación.

Los años oscuros de Paris Jackson

A los 15, la hija del medio del intérprete de Billie Jean intentó quitarse la vida, algo que ya había intentado “varias veces” antes. A la par, llevaba tiempo autolesionándose sin que nadie supiera.

Era solo odio hacia mí misma”, reveló a la revista en la conversación antes citada. “Baja autoestima, pensar que no podía hacer nada bien, pensar que ya no valía la pena vivir”.

En junio de 2013, luego de su último intento de quitarse la vida, el hospital en donde fue atendida insistió en que comenzara un programa de terapia residencial y entró en una escuela terapéutica.

“Fue genial para mí”, confesó. “En realidad estaba loca. Estaba pasando por mucha angustia adolescente. Y también estaba lidiando con mi depresión y mi ansiedad sin ninguna ayuda”.

Tras recibir ayuda, Paris logró salir de la espiral de oscuridad en la que estaba. También decidió conocer a su madre, Debbie Rowe, con quien solo había tenido contacto una vez en línea a los 13.

Y es que, como muchos recordarán, la enfermera cedió los derechos de custodia sobre ella y su hermano mayor, Prince, a Jackson tras su divorcio en el año 1999 y desapareció de sus vidas.

“He tenido muchas figuras maternas (…), pero cuando mi mamá llegó a mi vida, no era una cosa de ‘mamá’. Es más, una relación adulta”, dijo Paris, quien además ve en ella muchas cosas de Rowe.

Al cumplir la mayoría de edad, completamente recuperada y mejor que nunca, se fue de la casa de su abuela y comenzó a perseguir su gran sueño: convertirse en artista y usar su fama para el bien.

Paris comienza su carrera en el espectáculo

Una de las primeras facetas artísticas en las que se sumergió Paris-Michael Katherine Jackson –su nombre de pila- fue como actriz. Su debut lo tuvo con un papel en la serie de televisión Star en 2017.

Desde entonces, ha actuado en otras series como Scream (2019) y American Horror Stories (2021); también en películas como Gringo: se busca vivo o muerto (2018), Habit (2021) y Sex Appeal (2022).

Igualmente, ha desarrollado una exitosa carrera como modelo. De hecho, ha aparecido en portadas de importantes revistas como Harper’s Bazaar, Flaunt o Vogue Hong Kong, por mencionar algunas.

Su gran pasión, no obstante, es la música, al igual que su famoso padre. La talentosa joven sabe tocar varios instrumentos, escribe y canta sus canciones desde muy temprana edad.

Sin embargo, no comenzó su carrera musical sino hasta hace tres años atrás. Actualmente, está centrada en consolidarse en el mundo de la música como solista y con su banda The Soundflowers.

Su primer álbum en solitario se titula wilted y fue lanzado en 2020. Por otro lado, su más reciente sencillo salió en febrero y se llama Bandid. En Spotify, cuenta con más 160 mil oyentes mensuales.

Al presente, no solo sigue feliz y cercana a sus hermanos, además luce más guapa y parecida a su madre e su juventud. En Instagram, con frecuencia comparte vistazos a su vida, proyectos y presume su belleza.

Asimismo, Paris publica postales en donde muestra su estilo personal y sus muchos tatuajes, entre los que hay algunos que cubren las cicatrices de su pasado y otros son en memoria de su amado padre.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último