TV y Series

10 transformaciones más impresionantes de actores para un filme: ¡quedaron irreconocibles!

Varias de las estrellas en esta lista ganaron importantes premios por estos papeles.

Transformaciones en el cine

A fin de interpretar a un determinado personaje y presentar diferentes historias en la gran pantalla, muchos actores se han sometido a transformaciones que los dejaron irreconocibles.

Con la magia del maquillaje, la disposición del artista para cambiar a voluntad su físico, la ayuda de la tecnología o la combinación de un poco de todas, se logran metamorfosis impresionantes.

Las metamorfosis más impactantes de actores para una película

Por esto, a continuación, te presentamos diez de los cambios de imagen más radicales de un intérprete para un papel en una película:

Rooney Mara

La actriz Rooney Mara se alejó completamente de su imagen dulce para encarnar el rol que la encumbraría: Lisbeth Salander en la película The girl with the dragon tattoo en 2011.

Con el fin de encarnar a esta heroína, Mara se cortó y pintó el cabello; se decoloró las cejas y se hizo perforaciones en el rostro y otras partes. Al final, era otra persona completamente.

De hecho, la actriz dijo a Entertainment Weekly que tuvo que “procesar” su imagen al terminar la caracterización. “Solo tuve que procesar, está bien, así es como te ves ahora”, contó.

Christian Bale

Si en Hollywood hubiera un rey de las transformaciones físicas para el cine, ese probablemente sería Christian Bale. El actor es de los hace lo que sea para poder convertirse en sus personajes.

Uno de sus makeovers más notorios fue el que hizo para dar vida a Irving Rosenfeld en Escándalo americano (2013). En esta producción, el actor subió de peso y usó un peluquín para su papel.

Las películas The Machinist, Batman Begins y Vice son otros de los proyectos en los que se entregó en cuerpo y alma a sus papeles y se sometió a transformaciones drásticas.

Charlize Theron

La actriz sudafricana tuvo una de las transformaciones más sorprendentes de la historia del cine para la encarnar a la asesina serial Aileen Wuornos en la película Monster en el año 2004.

Theron, una de las mujeres más bellas de Hollywood, quedó completamente irreconocible en la piel de esta criminal. ¿Cómo lo logró? Aumentado de peso y con un gran trabajo de maquillaje.

Por supuesto, tampoco faltó el talento interpretativo de la estrella para encarnar a esta mujer. Al final, se ganó el Oscar a mejor actriz por su extraordinario desempeño en este largometraje.

Steve Carrell

El actor Steve Carrell dejó a todos boquiabiertos con su gran cambio físico para personificar al empresario John du Pont en la película de drama deportivo Foxcatcher (2013).

Con el fin de dar vida a este personaje, el histrión pasaba hasta tres horas en el departamento de maquillaje, en especial, para crear la característica nariz que tenía el papel en la cinta.

Gracias a su trabajo, Carrell recibió una nominación al Oscar en la categoría mejor actor. También recibieron nominaciones Bill Corso & Dennis Liddiard a mejor maquillaje y peluquería.

Ana de Armas

La actriz cubana Ana de Armas sorprendió al mundo hace meses atrás al convertirse en Marilyn Monroe para protagonizar Blonde, la polémica película basada en una novela homónima.

La estrella pasaba dos horas y media todas las mañanas en manos de Jaime Leigh McIntosh y Tina Roesler Kerwin, jefe del departamento de peluquería y jefe del departamento de maquillaje.

Asimismo, el cabello oscuro de la actriz no se tiñó para la película sino que se ocultó con gorra de silicona y usó varias pelucas para los cambios que tendría a lo largo de la filmación.

Aparte, De Armas usó lentes de contacto azules y, para perfeccionar la forma de los ojos, Kerwin usó pestañas postizas en la comisura de sus párpados, según reveló la experta a Variety.

Tom Cruise

En 2008, el actor impresionó con una de las transformaciones más asombrosas y divertidas del cine: la que hizo para encarnar al tirano magnate del cine Les Grossman en Una guerra de película.

Dentro de la comedia, Cruise es otro completamente con una calva falsa y varios kilos de más mientras baila y rapea en la piel del malhablado personaje en el que mostró versatilidad.

Cabe destacar que no estaba planteado que interpretara el rol caracterizado, pero insistió en que solo podría hacer el personaje si “tenía manos gordas” y “bailaba”, según contó a BBC.

Por su trabajo, se ganó una nominación como mejor actor de reparto en los Globo de Oro.

Jessica Chastain

La actriz Jessica Chastain se sometió a una radical metamorfosis que la dejó irreconocible para dar vida a Tammy Faye en la cinta biográfica sobre la telepredicadora, Los ojos de Tammy Faye.

Con el fin de transformarse en la evangelista estadounidense en el filme, la estrella se sometió a un proceso de colocación de prótesis y maquillaje que tomaba alrededor de 5 horas diarias.

Gracias a esta interpretación, se ganó el Oscar a la mejor actriz. La película también ganó el premio de La Academia al mejor maquillaje para los encargados de su exhaustiva transformación.

Gary Oldman

El actor Gary Oldman se ganó los aplausos del público y la crítica con su caracterización de Wiston Churchill para el aclamada drama bélico The darkest hour en el año 2017.

Con el objetivo de traer a la vida al ex primer ministro británico en la película, el artista pasaba cuatro horas diarias en la silla de maquillaje. Por su parte, quitar las prótesis tomaba una hora.

Por esta actuación, Oldman ganó el Oscar a mejor actor. Mientras, Kazuhiro Tsuji, David Malinowski y Lucy Sibbick se alzaron con la estatuilla dorada al mejor maquillaje.

Nicole Kidman

La actriz australiana Nicole Kidman también cambió de manera drástica para personificar a la detective Erin Bell en Destrucción, uno de los papeles más interesantes de su trayectoria.

Dentro de la producción, estrenada en 2018, la actriz luce un cabello más oscuro con mechas grises y una piel demacrada, totalmente alejada de su aspecto en la vida real sin caracterización.

La directora Karyn Kusama explicó a Vanity Fair: “Siempre supimos que queríamos que se viera como una verdadera mujer de mediana edad con un pasado que lleva en la cara”.

“Con daño solar y privación de sueño y estrés y rabia, solo en todo su cuerpo físico”, dijo. Asimismo, reveló que se usaron prótesis mínimas para transformar a Kidman en su rol.

Matthew McConaughey

El actor Matthew McConaughey se sometió a un cambio radical para dar vida al paciente de VIH Ron Woodroof en la aclamada película El club de los desahuciados en 2013.

Para poder dar vida a este papel, el histrión tuvo que perder 23 kilos. “No voy a mentir. La dieta fue extrema. Perdía cuatro kilos por semana”, contó el artista al HuffPost.

“Tomaba una Coca Cola Light, dos claras de huevo por la mañana, una porción de pollo, otra Coca Cola Light. Fue durísimo, siempre estaba hambriento y muy irritable”, confesó.

“Mi cuerpo era como un pajarito pidiéndome que lo alimentara y yo sabía que no iba a hacerlo”, dijo. Por su desempeño, McConaughey ganó un Oscar al mejor actor por esta interpretación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos