Celebs

La emotiva historia de Lupita Nyong’o, la mexicana de raíces kenianas que conquistó Hollywood

La actriz pudo alcanzar el estrellato haciéndole frente a muchas situaciones de racismo y discriminación.

Lupita Nyong'o

En poco tiempo Lupita Nyong’o hizo que Hollywood se arrodillara ante sus pies. Sin embargo, tuvo que transitar mucho camino de México a Kenia, antes de alcanzar la fama en Estados Unidos.

Nació en el país azteca a prinicipios de los 80, ya que sus padres se encontraban radicados en el país por ser un senador. Sin embargo, durante su juventud se devolvió a Kenia, donde aprendió mucho más de su cultura.

A los 16, regresó a su madre patria para aprender español. “Fue la experiencia que más me ha hecho crecer en mi vida”, dijo a Vogue, porque no solo logró independizarse, sino que fue víctima de racismo, cosa que la fortaleció.

La gente nos detenía y nos tomaba fotos solo porque éramos de color y era la época en la que estás en esa fase adolescente intentando encajar y formar tu propio camino”, declaró.

“Si prendes la televisión y no te ves reflejada en sus programas te vuelves invisible y era lo que yo veía, nada me reflejaba ni en la tv, ni en las películas ni en las revistas. Los estándares de belleza occidentales afectan a todo el mundo y estamos en una sociedad que no valora la piel oscura”.

—  Lupita Nyong’o sobre la falta de representación que vivió en México.

Su estancia en Guerrero la hizo sentir una chica “rara” y no pudo encajar, siendo esto algo que la marcó de por vida. De hecho, asegura no sentirse mexicana por la misma razón.

Poco después Lupita Nyong’o emprendió camino al cine estadounidense y gracias a su segunda película, 12 años de esclavitud, se volvió la sensación y hasta ganó un premio Oscar como Mejor Actriz de Reparto.

Esto haría despegar su carrera de manera veloz. Le siguió ser imagen de marcas importantes, como Miu Miu y Lâncome, así como participar en otros proyectos de gran envergadura como Black Panther, Us, Star Wars Episodio VII y VIII, entre otros.

En definitiva, a sus 39 años es ejemplo de todos los sueños que se pueden alcanzar si no nos dejamos amilanar por los retos del entorno y seguimos fieles a quienes somos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos