Celebs

Qué es el grooming, la técnica que usó Luis de Llano para abusar de Sasha Sokol

Luis de Llano comenzó una ‘relación’ con Sasha cuando ella era menor de edad y él tenía 39 años

La cantante Sasha Sokol denunció haber sido víctima de abuso por parte de Luis de Llano cuando tenía solo 14 años de edad. El productor comenzó una relación con Sasha cuando ella era menor de edad y él tenía 39 años, por medio de una técnica que se conoce como ‘grooming’ y que usan los acosadores de niños.

¿Qué es el grooming?

El grooming es la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente ganándose su confianza. Las personas que lo ejercen se encargan de establecer un vínculo con el menor mediante el cual lo aislan hasta que logran desprenderlo de su red de apoyo (amigos y familia), creando un ambiente de secretismo e intimidad para poder manipularlo y abusar sexualmente de él.

En este tipo de ‘relaciones’ no existe el consentimiento, ya que se trata de menores de edad que están siendo manipulados por un adulto. El niño no es consciente de las intenciones del adulto y no tiene las herramientas para defenderse.

Sasha Sokol alza la voz en contra de su abusador

Por medio de redes sociales Sasha Sokol rompió el silencio y habló por primera vez del abuso que sufrió por parte del productor Luis de Llano. La cantante declaró que el motivo de su denuncia, es a raíz de que él haya intentado manipular la verdad al dar nuevas declaraciones sobre su ‘relación’ y también para evitar que esto continúe sucediendo.

“Hace dos días, Luis volvió a hacer declaraciones falsas sobre nuestra relación. Abusó de mí entonces y abusa hoy al manipular la verdad. Al querer minimizarla para eximir su responsabilidad en los hechos.”

La actriz recordó que ella aún era menor de edad cuando comenzó su relación con el productor de casi 40 años. Él era un año más grande que su padre y tenía la misma edad de su madre, por este motivo, cuando su familia se enteró intentaron intervenir.

Cuando la relación comenzó yo tenía 14 y él 39. Yo estaba en Vaselina con Timbiriche y era claramente una niña. Estuvimos juntos casi 4 años. Mi familia se enteró y se volvieron locos y no era para menos. Luis casi me triplicaba la edad. Era un año más grande que mi papá y tenía la misma edad de mi mamá. Fernando me desadoptó. Literalmente, me desadoptó —al escribir esto el corrector me da otras opciones ya que la palabra “desadoptar” no existe en el diccionario—. Ésa fue la primera gran pérdida de mi vida. Para intentar separarnos, mi mamá me sacó de Timbiriche mandándome a estudiar fuera del país. Abandonar al grupo fue la segunda pérdida.

Debido a la preocupación de sus padres, Sasha ocultó su relación con el productor, hasta que al cumplir 17 años de edad le confesó a su mamá que seguía viéndolo.

Su historia dejó ver una clara relación con las técnicas que usan las personas que abusan de menores por medio de la coersión, denominadas ‘grooming’,

Ella recuerda haber tenido miedo de enfrentarse a él debido a que era un hombre poderoso en la industria del entretenimiento, era productor y su representante y ella no quería dañar su carrera.

“A la pobre no le quedó de otra que abrirse, pero jamás se sintió cómoda y fue feliz cuando, poco tiempo después, terminé con él. Me costó mucho dejarlo, él era un hombre poderoso en la industria; mi representante y mi productor. Yo tenía mucho miedo que al separarnos mi carrera se viera lastimada.”

Sasha afirma que él continúa mintiendo sobre su cómo sucedieron los hechos porque sabe que cometió un delito. A pesar de que han pasado varios años, ella aún sufre las consecuencias de haber sido una víctima de abuso infantil.

“¿Por qué miente cada vez que habla de mí? Porque sabe perfectamente que lo que hizo es un delito. Durante toda nuestra relación yo fui menor de edad. Escribo esto llorando. Llorando por lo que sucedió, sí, pero llorando también por lo que sigue sucediendo.¿Cómo habría sido mi vida si Luis, en lugar de meterme en su cama, hubiera hecho lo que le correspondía, que era cuidarme? Nunca lo sabré.”

Sasha dijo que a pesar de que esa relación terminó hace 33 años, aún le produce vergüenza hablar de lo que le pasó y durante mucho tiempo quizo olvidarlo, pero ahora sabe que el dolor que le produjo el abuso no desaparecerá hasta que pueda decir la verdad.

Ella espera que con su historia pueda ayudar a otras mujeres que han estado en su misma situación y declaró que no hablaría más del tema.

“La vergüenza y el miedo nunca deben ser más grandes que la verdad. Asumo las consecuencias que puede traer la verdad. Hablar de esto me hace sentir una enorme vergüenza. Durante décadas quise creer que no mencionarlo haría que desapareciera. Estaba equivocada. Si existiera algún tipo de paz detrás de compartir esta historia personal tan dolorosa, es la de darle fuerza a otras mujeres para que alcen la voz si viven en alguna situación de abuso. No pienso hablar más de este tema. ¿Por qué hablo de esto ahora? Porque Luis de Ya No.”

Tags

Lo Último


Te recomendamos