Celebs

Así fue el complicado proceso de adopción de los hijos de Angelina Jolie

Angelina Jolie ha hecho un gran trabajo con la crianza de sus hijos pero no fue nada fácil formar su familia

Aunque no llevan una vida precisamente pública, los hijos de Angelina Jolie siempre están dando de qué hablar y con justa razón.

Constantemente son fotografiados juntos en los eventos de su madre o paseando por la ciudad como una familia común, conquistado a todos con su estilo y carisma desbordante.

Maddox, Pax, Zahara, Shiloh y los mellizos Knox y Vivienne, son el mundo entero para la protagonista de “Maléfica” y sin duda se ha esforzado por darles las mejores herramientas para enfrentar al mundo a través de una crianza libre y amorosa.

“Somos un gran equipo, así que soy muy, muy afortunada. Yo siempre soy el que se preocupa pero no me preocupo por ellos. Son gente genial”, expresó en una ocasión a Daily Pop de E!

Eso sí, sin importar todo el glamour que pueda rodear a una mega estrella como Angelina, las cosas no han sido nada fáciles con respecto a su vida familiar.

Mientras que el mundo se dedicó a cuestionar sus decisiones sobre la adopción de “tantos” hijos, muchos ignoran todo lo que pasó para poder darles una vida digna a Maddox, Pax, Zahara a su lado.

Si bien Angelina es más conocida como actriz ganadora de un Premio de la Academia, su papel como defensora es igualmente notable. Ha pasado los últimos 20 años luchando por los derechos humanos y fue nombrada enviada especial de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en abril de 2012. También ha llevado a cabo casi 60 misiones de campo, trabajado con 27 organizaciones de todo el mundo y visitado más de 30 países como embajadora de buena voluntad.

Esto la llevó a entender la situación que viven muchas personas en condiciones vulnerables y empatizar con ellos. De ahí que tomara la decisión de adoptar a aquellos niños cuyas madres no estaban en condiciones de hacerse cargo de ellos.

La actriz siempre luchó porque las cosas se hicieran de la mejor forma y también se ha encargado de criar a sus hijos de modo que conozcan su historia.

Maddox Chivan Jolie-Pitt

Maddox tiene ahora 20 años y fue adoptado de un orfanato de Camboya en 2002 cuando tenía apenas siete meses. Pero el proceso fue un dolor de cabeza debido a las leyes en aquel país por lo que la actriz recurrió a la ayuda de su ex socio comercial, Sarath Mounh para que firmara los documentos judiciales.

Fue hasta 2006 que el actor Brad Pitt se convirtió en su padre adoptivo, dándole su apellido.

“En 2001, estaba en un programa escolar en Samlout jugando bloques en el piso con un niño pequeño y tan claro como el agua pensé: ‘Mi hijo está aquí’”, reveló. “Unos meses después conocí al bebé Mad en un orfanato. No puedo explicarlo y no soy de los que creen en mensajes o supersticiones. Pero fue real y claro”.

Maddox creció viendo a su mamá en los foros y en 2017, trabajó como productor ejecutivo junto a ella en el thriller histórico First They Killed My Father.

El joven ahora está estudiando bioquímica, además de los idiomas ruso y coreano en la Universidad de Yonsei en Corea del Sur.

Zahara Marley Jolie-Pitt

Zahara nació en Etiopía pero fue abandonada por su madre biológica debido a que había desarrollado problemas de salud cuando era niña. Angelina y Brad la adoptaron cuando tenía seis meses en el 2005.

Ahora con 17 años, está triunfando en varios sentidos. Ella se ha acercado mucho a su madre, involucrándose en el trabajo humanitario.

La joven también tuvo un pequeño papel de voz en Kung Fu Panda 3, y ahora ha diseñado su propia línea de joyería, la Colección Zahara, con todas las ganancias destinadas a refugios para víctimas de violencia doméstica.

“He aprendido mucho de ella. Es mi familia, pero es una mujer africana extraordinaria”, dijo Angelina a TIME.

Pax Thien Jolie-Pitt

Pax nació en Vietnam en 2003 pero su madre biológica lo abandonó poco después. Fue hasta 2007, cuando tenía tres años, que Jolie lo adoptó.

La actriz reveló a Vogue que estuvo a punto de no poder adoptar a Pax debido a que Vietnam es un país en guerra con Camboya, de donde viene Maddox, lo que podía obstaculizar el proceso. Brad Pitt también le dio su apellido.

Pax es el más reservado de todos los hermanos pero ha estado conectado con sus raíces pues recientemente comenzó a aprender vietnamita, su lengua materna.

“No podría estar más orgullosa de mis hijos por los hombres en los que se están convirtiendo, la forma en que respetan a sus hermanas y son respetados por ellas”, señaló la actriz en la revista Elle.

Tags

Lo Último


Te recomendamos