TV y Series

Pasión de gavilanes: así ha cambiado ‘Zacarías Rosales’, el padre de la villana ‘Dinora’

El histrión detrás de este personaje lleva años alejado de la pantalla chica.

Samuel Hernández

Entre los muchos personajes secundarios de Pasión de gavilanes que lograron clavarse en la memoria del público, sin lugar a dudas, se encuentra Zacarías Rosales.

Samuel Hernández

En la novela, el hacendado destacó junto a su esposa, Úrsula, por ser los padres encubridores, pusilánimes y, parcialmente, cómplices de la desequilibrada villana Dinora Rosales.

Samuel Hernández

A pesar de su carácter fuerte, dentro de la trama estrenada en 2003, el tío de Belinda Rosales además puso la nota de humor varias veces en la historia por las insólitas vivencias que protagonizó y su forma de ser.

Samuel Hernández

Detrás de este personaje estuvo impecable el actor colombiano Samuel Hernández. Desde entonces, han pasado 19 años en los que mucho cambió en la vida de este histrión.

Samuel Hernández

¿Qué pasó con el actor detrás de Zacarías en Pasión de gavilanes?

En la actualidad, el intérprete se encuentra retirado por completo de la actuación desde hace varios años, dedicado a vivir tranquilamente en su hogar en Colombia y con un aspecto cambiado.

Samuel Hernández

Cuando participó en Pasión de gavilanes, el artista compaginaba su carrera actoral con su trabajo como profesor en la facultad humanidades de la Universidad Santo Tomás.

Tras su actuación en la trama, prosiguió desempeñándose en ambas facetas, aunque equilibrarlas no era una tarea para nada fácil; según confesó en entrevista a La Red en 2020.

Samuel Hernández

Al final, decidió dedicarse enteramente a la docencia en la que fuera su alma mater. No obstante, admitió al programa “echar de menos” la actuación.

“En esta vida tienes que vivir de algo. Estudié filosofía, me gradué en la propia Universidad Santo Tomás y allí ejercí durante 30 años…”, compartió.

Samuel Hernández

Por lo que dejó entrever, el motivo principal por el que dejó a un lado la actuación para centrarse en su rol como docente se debió a la estabilidad económica que brinda esta última.

“La actuación es algo que a uno le sale bien, pero no resulta rentable en este país”, aseveró en la plática.

Samuel Hernández

En cuanto a su vida personal, el eterno Zacarías Rosales además develó en la conversación que no se casó ni tuvo hijos porque nunca le interesó. “No me arrepiento”, afirmó entre risas.

Cuando dio esta entrevista, el actor se mostró entregado a disfrutar de la vida en su casa junto a sus mascotas. Afortunadamente, ya contaba entonces con su pensión como docente para mantenerse.

Samuel Hernández

Entre las actividades que disfruta hacer en su morada, lejos de las cámaras y la vida pública, contó que está su más grande pasión: la lectura.

“¡Pobre me moriré, pero no bruto!”, expresó. “Entonces, sigo sacándole provecho a la lectura porque es algo que siempre me encantó”, concluyó.

Samuel Hernández
Tags

Lo Último


Te recomendamos