logo
Valeria Ortega decidió terminar lactancia de su hijo: “La decisión es personal y nadie debe meterse”
Celebs 10/09/2021

Valeria Ortega decidió terminar lactancia de su hijo: “La decisión es personal y nadie debe meterse”

La periodista defendió su decisión de terminar la lactancia materna de su hijo, tras recibir varias críticas en redes sociales. “Llegué a un punto en que estaba cansada”, señaló

El 23 de enero de este año, Valeria Ortega dio a luz a su primer hijo, Oliver Lawn. El pequeño nació en medio de una jornada de sismos, y se convirtió en el primero de la periodista junto a su pareja, Jonathan Lawn.

Desde su llegada, la comunicadora ha compartido una serie de registros dando cuenta del crecimiento del bebé, quien actualmente tiene 7 meses de edad. En sus publicaciones, ha recibido halagos, positivos comentarios, y también críticas en torno a su alimentación.

Recientemente, Valeria Ortega reveló que estaba en proceso de terminar la lactancia de su hijo. Sus palabras surgieron en una publicación realizada en su cuenta de Instagram, y si bien no tuvo problemas en responder los mensajes, mantiene una postura firme.

“Lo hice porque simplemente lo quiero hacer. La decisión es súper personal y nadie debe meterse“, dijo en conversación con LUN. La periodista explicó que “tenía muchas referencias de amigas: estaban las que no querían dar pecho, otras que tenían la intención de dar, pero no tuvieron leche; algunas no pensaban que iban a dar y terminaron dando mucho tiempo, entonces me bajé la presión y dije lo voy a ver cuando llegue el momento“.

Valeria Ortega y el término de la lactancia de su hijo

En conversación con el citado medio, Valeria Ortega comentó que fue poniéndose metas en torno a la lactancia de su hijo Oliver. “Pensé ‘si logro dar (pecho) el primer mes, estoy feliz’. Después, cuando lo logré, dije ‘voy a ver si logro tres meses'”.

La periodista implementó un sistema mixto que funcionó hasta pasados los seis meses. Este consistía en darle pecho, y también alimentarlo con leche que se extraía, en mamadera. Sin embargo, los cuestionamientos vinieron un tiempo después, cuando se fue de vacaciones con su familia.

Me sentí esclavizada. Tenía que sacarme leche, levantarme en la noche, porque la libre demanda tiene eso. No me podía sacar leche y congelarla, porque andábamos de paseo y no teníamos las comodidades de la casa”, dijo.

“Pensé ‘esto no es práctico y no es nada cómodo’. Fue por trabajo y comodidad. Llegué a un punto en que estaba cansada“, comentó posteriormente, sobre su decisión de terminar la lactancia. De acuerdo con la periodista, su pareja la apoyó completamente, pero su mayor preocupación era sufrir de mastitis.

El miedo mayor que tuve era el riesgo de tener mastitis, que se me fueran a tapar los conductos por bajar la producción, no poder sacarme la leche y tener que recurrir a una pastilla. No quería que el cambio para Ollie fuera tan duro, quería que fuera paulatino y menos traumático”, señaló.