logo
/ Instagram @carolinacruzosorioEl hombre que casi acaba con Carolina Cruz
Celebs 31/07/2021

El hombre que casi acaba con Carolina Cruz

La presentadora narra la relación más tormentosa que ha tenido en su libro de memorias.

En su libro, “Mi Mundo, Mis Huellas”, Carolina retrata una relación que duró ocho años y medio. El hombre que casi acaba con Carolina Cruz

Fue su primer novio, a sus 14 años y este la maltrató de muchas formas.

“Me parecía lindo, pero nunca dejaba de ser solo eso, porque era el novio de mi amiga en ese momento. Cuando ellos terminaron, me empezó a llamar más de la cuenta. Al principio pensé que era solo para ser amigos, pero después me invitó (con otras personas también) a un concierto de Ricardo Montaner en Cali, y allí nos dimos el primer beso. En ese momento me movió todo”, narró.

Su papá, sin embargo, no quería que ella tuviera novio. De todos modos, los padres de su pareja le prestaban el carro para que fuera a visitarla.

El hombre que casi acaba con Carolina Cruz

“Los primeros meses fueron maravillosos, era especial, respetuoso, cariñoso y sensible”, recordó ella. Pero todo se complicó.

Esto, por un intercambio que él tuvo. Y llamaron a larga distancia entre Estados Unidos y Colombia.

A ella ya le coqueteaban dos hombres. Uno le propuso noviazgo. Ella se negó por su pareja. Otro, actor, “le movió el piso”.

Este quiso sacarle de la cabeza a su novio. Le confundió. Esto, porque su novio no era tan perfecto como aparentaba.

Y esto se agravó cuando ella entró a la universidad San Buenaventura.

Allí su hermano se dio cuenta de la clase de sujeto que era.

Infiel y maltratador

El hombre salió con otras mujeres. Y ella le perdonó todas sus infidelidades.

Lo más doloroso fue descubrir su primera infidelidad.

La primera vez que lo pillé fue un día en el que mi papá no me dejó salir a la discoteca más famosa de Cali. Yo me quedo muy triste en mi casa, pero tenía apenas 16 años y ahora entiendo. “

“Mi hermano me contó que iba para ese lugar, y seguramente si le decía a mi papá que me iba con él, me iba a dejar salir. Y así fue. […]”

“Pero yo que soy medio bruja, tenía la sensación de que me iba a encontrar algo malo. […] Llegué a la discoteca y apenas me bajé del carro me lo encontré a él de frente, cogido de la mano con otra mujer.”

El hombre que casi acaba con Carolina Cruz

” Sentí que me moría. Pero entré como si nada. Él entró solo y nunca supe qué pasó con ella porque cada uno se quedó en la discoteca por aparte.”

Le terminé un día, pero al otro ya habíamos vuelto”.

Esto no fue lo peor.

Una relación tóxica

“Un día tuve que presenciar una escena horrible al tener que sacarlo de la cama de la casa de su exnovia, la que era mi amiga. […]”

“Era viernes y nos habíamos quedado afuera oyendo música… cuando se hizo tarde, ellos se quedaron y yo entré a mi casa.”

El hombre que casi acaba con Carolina Cruz

“Al otro día sonó el teléfono, era mi suegra y me dijo: ‘Caro, ¿…se quedó en tu casa’. […] Salí a la casa del amigo, le pregunté si él estaba allí, me dijo que no, y el único sitio que me faltaba era la casa de ella. Fui, timbré, me abrió ella y me dijo: ‘Tu novio está arriba en mi cuarto durmiendo’. Subí y lo encontré, estaba vestido y borracho, tirado en la cama. Lo desperté y me lo llevé a mi casa, peleamos, ¡y adivinen! lo perdoné y volví con él. Aun así, nunca me había sentido tan ‘pordebajeada’ como ese día”, narró.

Ya para ese entonces comenzaba su carrera. Fue su novio en el reinado.

Y ella ya no estaba enamorada.

De hecho, hasta escándalo le hizo siendo ella ya presentadora.

“Él era un hombre muy sencillo y especial, la gente lo quería mucho, pero se tomaba tres tragos y se volvía un monstruo con la gente que se acercaba a pedirme una foto (aunque no conmigo, porque jamás me tocó un pelo). […] Y como yo siempre estaba en mis cinco sentidos, vivía alerta para ver lo que pasaba a mi alrededor, y por lo general, tenían que cogerle puntos o curarle alguna herida y terminábamos en urgencias en alguna clínica de Cali”, describió ella.

Al cubrir por primera vez un reinado, él le dio una llamada agresiva. Luego, ella se enteró de que tuvo un accidente y se cortó.

Este le pidió perdón. Y fue a su habitación y encontró este cuadro:

“Me encontré con la escena más horrible que había visto en toda mi vida: el televisor roto, vidrios en el piso, y sangre por todas partes. La administradora me comentó que mi novio había llegado muy borracho a dormir, y se había despertado y había enloquecido. Acabó con todo de un ataque de rabia que le dio al levantarse y no verme, no había calculado los tiempos y por su borrachera pensó que ya era de madrugada y enfureció pensando ‘quién sabe dónde y con quién estaba yo’, decidió destruir todo. Yo apenada dije que respondía por los daños. Al rato llamé a mi amigo que seguía con mi novio en urgencia, me lo pasó al teléfono, y lo mandé ‘a la porra’”, afirmó.

Pero ella seguía. No entendía por qué .

 “Seguí con él unos meses más en los que continué viviendo situaciones que me terminaron de convencer que debía dejarlo. […] Solo pensaba, ¡Dios mío! Si yo hubiera llegado en ese momento a la habitación, ¿qué hubiera pasado?¿Me habría hecho daño a mí?’”

Ella terminó su noviazgo y este le dejó hasta deudas.

“Él se fue a vivir a Estados Unidos con su mamá después de una tragedia familiar, quedó debiéndome plata, y además me dejó con una deuda a su nombre del Icetex (que menos mal ya pagué). Decidí dejarlo y hacer mi vida en Bogotá al lado de mi familia y rodeándome de amor y seguridad que era lo que más necesitaba. […] Sufrí mucho en esa relación y hoy en día, 20 años después, aún no entiendo porque seguía con él, en ese lugar que solo me llenaba de dudas e inseguridades”, expresó.