logo
Jason Jason Knauf renunció a su cargo. / Foto: Daily MirrorAsistente real que acusó a Meghan Markle de acoso laboral renunció inesperadamente a su cargo
Realeza 13/05/2021

Asistente real que acusó a Meghan Markle de acoso laboral renunció inesperadamente a su cargo

Jason Knauf se despide luego de seis años de servicio por una reubicación internacional planificada.

El cargo de Jason Knauf como director ejecutivo de la Royal Foundation del duque y la duquesa de Cambridge llegó a su fin, luego de haber presentado su inesperada renuncia, tras seis años de servicio para la familia real y de la controversial denuncia en contra de Meghan Markle.

La organización dio a conocer la información el pasado 12 de mayo y será en diciembre de 2021 cuando Knauf de desentienda por completo de su rol.

Según el comunicado emitido su renuncia se debe a “una reubicación internacional planificada” por lo que “ha necesitado su decisión de retirarse”.

El diplomático inició sus labores con los duques de Cambridge en febrero de 2015, cuando fue contratado como secretario de comunicaciones en el Palacio de Kensington.

William y Kate Middleton le dedicaron unas emotivas palabras a quien les ha servido por estos últimos años.

“Jason ha sido una parte integral de nuestro equipo desde 2015. Estamos inmensamente agradecidos por su arduo trabajo y compromiso. Estamos tristes de verlo irse, pero le deseamos todo lo mejor”.

Por su parte, Jason expresó que “Trabajar con el duque y la duquesa de Cambridge ha sido el privilegio de mi carrera”. Anteriormente había asesor de la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark.

Jason Knauf y su denuncia contra Meghan Markle

El asistente real fue noticia en marzo del año pasado con el artículo del medio británico The Timesdonde se reveló la denuncia que realizó en 2018 contra la duquesa de Sussex por acoso laboral.

Jason acompañaba a Harry y a Meghan a diferentes eventos.Foto: Twitter.

Según informó el medio, dos asistentes de la realeza habían sido intimados por ella, al punto de querer abandonar sus cargos, mientras que un tercer personal habría sido humillado en varias oportunidades por Meghan.

“La duquesa parece decidida a tener siempre a alguien en la mira. Está intimidando a Y (identificado de esa manera para no revelar su nombre) y buscando socavar su confianza. Hemos recibido informe tras informe de personas que han sido testigos de un comportamiento inaceptable. Me preocupa que no se haga nada”, le escribió Knauf a Samantha Carruthers, responsable de Recursos Humanos del palacio.

Markle se mostró bastante afectada por las acusaciones y las negó rotundamente. La actriz dijo estar “entristecida por este último ataque a su persona, particularmente como alguien que ha sido objeto de acoso”.

Aseguró que la información expuesta solo era una “una campaña calculada” de difamación basada en “información engañosa y dañina”.