Su madre: La dura relación que enfrentó Lady Di, además del desamor de Carlos

Fue una niña abandonada y, hasta la adultez, maltratada psicológicamente por los seres que más debían amarla.

Lady Di era una mujer hermosa, reconocida y querida por todo el mundo. Tenía muchos motivos para ser feliz. No obstante, todos sabemos de su depresión y problemas de bulimia ¿Por qué sufrió tanto? No fue solo el desamor del príncipe Carlos lo que alteró sus emociones. Su madre fue otra relación tormentosa que la acompañó desde la infancia.

Han pasado 23 años desde que murió en un accidente de tránsito y la princesa Diana sigue siendo noticia. Cada vez salen más detalles de su vida. Esta vez su hermano, Charles Spencer sacó a la luz todo lo que él y ella vivieron con la separación de sus papás, el Conde John Spencer y su primera esposa, Frances Roche, en 1969.
“Diana y yo teníamos dos hermanas mayores que estaban fuera en la escuela. Así que ella y yo básicamente estábamos en eso juntos y hablé con ella sobre ello”, contó el ahora Conde Spencer en The Sunday Times, en vísperas del lanzamiento de su nuevo libro, The White Ship (El barco blanco), de acuerdo a lo que señala la revista HOLA México.

Charles y Diana Spencer de niños Charles y Diana Spencer de niños, - Agencias

Lady Di creció con una madre que no estaba preparada para serlo

“Nuestro padre era una silenciosa y constante fuente de amor. Pero nuestra madre no estaba hecha para la maternidad. No era su culpa Ella no podía hacerlo”, ha expresado sinceramente, Charles Spencer quien conoce la dura relación que siempre tuvo Lady con su madre.
Aunque no era la mamá dulce y comprensiva que los niños Spencer hubieran querido, ellos sufrieron mucho con su partida.

La princesa Diana de niña La princesa Diana de niña. - Agencias

 

Mientras ella estaba empacando sus cosas para irse, ella le prometió a Diana que regresaría a verla. Diana solía esperarla en la puerta, pero nunca volvió”, relató Charles sobre el duro episodio que experimento Lady Di cuando apenas tenía 5 años.

 

Un internado y una adultez marcada

El hermano de Lady Di confesó que ha tenido que ir a terapias para poder sobrellevar su infeliz infancia. Con dos bodas arruinadas, Charles confiesa que de grande se volvió un rescatador de personas y que solo en su tercer matrimonio estaba haciendo las cosas mejor.
Diana tampoco la tuvo fácil en su adultez. Con unas pocas citas y apenas 20 años, se casó con un hombre que amaba a otra. El príncipe Carlos siempre le fue infiel y esto no hizo más que sacar las emociones ocultas que Lady Di tenía por la dura relación con su madre. Era introvertida y depresiva. Lloraba mucho y tenía desórdenes alimenticios.


La princesa Diana creció en Althorp, el hogar de su papa. Luego fue enviada a un internado en Suiza. Ante el divorcio de sus padres, la custodia de Diana y de sus hermanos quedó en manos del Conde.

“Eres una `put%#&´. Eso es lo que eres”

El portal Quién cita a Paul Burrell, el mayordomo de Lady Di, quien relató el episodio en el que ella tomó la difícil decisión de dejar de hablarle a su propia madre.
"Estaba en una pequeña despensa debajo de la escalera principal del Palacio de Kensington y podía escuchar este sollozo saliendo de la habitación (de Diana)”, dijo el empleado real.
Súbitamente, Lady Di le gritó a su mayordomo y él con premura subió a la habitación. Ella estaba tirada con el teléfono en la oreja y le hacía señas para que se acercara y pudiera escuchar lo que su madre le estaba diciendo.

“Eres una `put%#&´. Eso es lo que eres. He criado a una maldita que folla por toda la ciudad con hombres musulmanes. Deberías de estar avergonzada de ti misma”, le decía la madre.

Diana no ya en ese momento no podía controlar el llanto. Lo único que lograba rogar era: “Por favor, no me llames de esa manera”.
La fuente señala que inmediatamente se percató de que la madre de la princesa Diana había estada bebiendo esa noche y le gritaba borracha a su hija. Esa fue la última vez que madre e hija se hablaron. Como todos sabemos, Diana murió trágicamente a los 36 años  y Francis falleció siete años después de la enfermedad de Parkinson a los 68 años.

Fue una niña abandonada, retraída y triste. Creció como si fuera huérfana y buscó el amor con el hombre equivocado. La triste historia de Lady Di comenzó desde niña con la dura relación con su madre cuya sombra de maltrato psicológico la acompañó toda la vida.

 

Lee también: ¿Sueñas con una boda de cuentos de hadas? Ahora puedes casarte en el palacio de William y Kate

Te recomendamos en video: