“Sofá de hablar”, el curioso método que usan Kate y William para educar a sus hijos

Es muy probable que los duques de Cambridge sigan el legado de humanidad que les dejó la princesa Dian

A pasar de las estrictas reglas reales, el príncipe William y Kate Middleton han buscado una manera distinta de educar a sus hijos. Es muy probable que sus formas de corregir a sus niños de guiado por legado de humanidad que les dejó la princesa Diana. Los duques de Cambridge van a por sus propios medios de formación y con más atención al mundo de hoy.

La relación de Lady Di con su madre y la decepción que marcó su vida

Poco se sabe de la madre y la madrastra de la princesa, pero su relación con ambas la marcó para siempre

De acuerdo con un artículo publicado por el diario inglés The Sun, no hay necesidad de gritos en el palacio de Kate y William. George, Charlotte y Louis, de 6, 5 y 2 años de edad, respectivamente han dejado ver que el método que utilizan sus padres es completamente efectivo.

 

Los hijos de los duques de Cambridge no son niños  de capricho ni berrinches públicos. Esto permite afirmar que la educación que están recibiendo les ha dado la madurez que necesitan a su edad para enfrentar lo que tiene que ver con su presencia en la familia real.

La técnica que funciona para George, Charlotte y Louis

En los momentos de crisis o ante las comunes travesuras de los niños, Kate Middleton y el príncipe William han implementado una especie de terapia familiar que denominan “Sofá de hablar”.

Harry y Meghan Markle quieren que su hijo siga el legado de Diana y Carlos

Harry y Meghan Markle quieren que su hijo siga el legado de Diana y Carlos.

Cuando se convoca a ese lugar, según The Sun, es para hablar sobre lo sucedido, preguntarles las consecuencias de su accionar y el por qué no deberían hacerlo.


Aunque Kate resulta ser un poco más estricta que William ninguno de los dos ha renunciado al método que implementaron. Es como una estrategia para que los niños se sienten a meditar y reflexionar sobre lo sucedido.

View this post on Instagram

📸 Learning photography is a fun and engaging way to help young people develop confidence and self-expression, and to help develop new skills — today The Duchess of Cambridge joined two of her patronages, Action for Children and the Royal Photographic Society, for a special photography workshop. The Duchess of Cambridge joined Josh, and young people from Action for Children for the sessions run by the Royal Photographic Society, which covered elements of photography including portraits, light and colour. The workshop, run by RPS honorary fellows Jillian Edelstein and Harry Borden, highlighted how photography provides a universal language for young people to express themselves and explore their thoughts and feelings. As part of her longstanding work on early years The Duchess is on a mission to support organisations like Action for Children, that aim to give every child the best possible start in life. Action for Children, who are marking their 150th anniversary this year, are committed to helping vulnerable children, young people, and their families, across the UK. The charity's 7,000 staff and volunteers operated over 522 services in the UK, improving the lives of 301,000 children, teenagers, parents and carers last year. The Royal Photographic Society, of whom The Duchess today became Patron, is one of the world's oldest photographic societies. It was founded in 1853 with the objective of promoting the art and science of photography. Her Majesty The Queen passed the patronage to The Duchess, after having held the role for 67 years. @actionforchildrenuk @royalphotographicsociety

A post shared by Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) on


Como ayudante en esta misión se encuentra la niñera española, María Teresa Turrión Borrallo, una mujer muy preparada y que juega un papel importante en la educación de los niños.

“Los príncipes son muy buenos escuchando a sus hijos pero firmes”, concluye el diario The Sun sobre la forma de relacionarse de Kate Middleton y el príncipe William a la hora de corregir a sus hijos.

María Teresa estudió en una de las escuelas de niñeras más prestigiosas del mundo, el Norland College. El medio Clarín reseña que se unió a la familia real en 2014, ya que fue contratada cuando el príncipe George tenía 8 meses.

 

Lee también: La preocupación de Kate Middleton y el príncipe William sobre el futuro de sus hijos

Te recomendamos en video: