La preocupación de Kate Middleton y el príncipe William sobre el futuro de sus hijos

La tradición real se pone a prueba con la personalidad de los niños

Kate Middleton y el príncipe William se encuentran actualmente deliberando sobre una difícil decisión. La tradición de la realeza es que los pequeños sean internados para dar inicio a sus estudios escolares. No obstante, la duquesa y el heredero de la corona británica se preguntan cuál es la mejor opción.

Kate Middleton le gustaría cambiarse el nombre a Catherine

La duquesa de Cambridge odia la frase de los medios “Waity Kate” cuando tiene problemas con William.

En tan solo unos meses, sus hijos George, Charlotte y Louis deberán dar inicio a su educación formal. Una de las mayores preocupaciones de la pareja es que en unas semanas George, el heredero, cumplirá 7 años.

Ingrid Seward, una experta en realeza de la revista británica Majesty que fue citada en un reportaje realizado por La Nación, considera que los padres tomarán la decisión de acuerdo a la forma de ser de cada niño. Esto podría significar la ruptura de la tradición real del internado.

"Ellos son padres modernos. Van a esperar a ver cómo se desarrollan las personalidades de sus hijos y evaluarán si podrán ser felices viviendo lejos de su casa", opinó la experta a la publicación OK! con respecto a la decisión de Kate Middleton y el príncipe William.

Romper las tradiciones ya se ha hecho costumbre

Estamos en nuevas épocas. El príncipe Harry y Meghan Markle hace poco se separaron de la familia real y la reina Isabel no pudo hacer más que aceptar la decisión. Por esto los expertos consideran que quizás Kate Middleton y el príncipe William se inclinen a no enviar a los niños a un internado.


Tanto George como Charlotte estudian en el colegio Thomas Battersea, que queda cerca del Palacio de Kensington. La institución privada ofrece escolaridad hasta los trece años, pero los niños pueden comenzar la secundaria antes. No obstante, debido a la pandemia, los pequeños, al igual que muchos niños del mundo, pasaron los últimos tres meses estudiando en su casa.


"Creo que la opinión de Kate y William dependerá de si los niños son felices en su escuela. Sin embargo, la pareja también considera que en el internado podrán vivir con más libertad protegidos de cualquier peligro externo", dijo la especialista Ingrid Seward.

Los príncipes William y Harry estudiaron en un internado a partir de los ocho años y, según la misma fuente, fueron felices. Sus padres podían visitarlos los fines de semana. No obstante, la personalidad de los niños no son iguales y esta decisión deberían ser bien estudiada respecto a esto.


"La niña parece muy segura y se adaptaría bien al ambiente del internado. Pero George es tímido y se parece a su abuelo Charles (Carlos) que tuvo una experiencia nefasta en la secundaria", concluyó la experta.

 

Lee también: La razón por la que el príncipe William perdonó a su padre los errores del pasado

Te recomendamos en video: