Aislinn Derbez dio lección sobre cómo ser la madrastra ideal con la hija de Mauricio Ochmann

Explicó que intentó convertirse en su mejor amiga para ganar su confianza.

Aislinn Derbez sigue mostrándose muy sincera en las interrogantes de su anterior relación con Mauricio Ochmann y en esta ocasión aclaró cómo fue el vínculo con la hija adolescente del actor.

Derbez se convirtió en la madrastra de la joven durante seis años, con quien desarrolló tan buena relación que algunas veces Ochmann le llegó a comentar que en vez de esposa e hija, tenía dos niñas en casa.

"Desde que yo conocí a Lorenza, a la hija de Mau, sabía perfectamente cómo estar en el lugar de ella; para mí, fue demasiado natural llevarme muy bien  y darle mucha seguridad", dijo la actriz en el canal de Youtube de Alessandra Rosaldo, citado en la revista Hola.

La hija mayor de Eugenio Derbez explicó que estuvo en esa posición de hijastra en reiteradas ocasiones, por lo que entendía cómo actuar y sabía que no debía ver a la joven de 16 años "como un obstáculo, amenaza o una competencia, para nada”.

Aislinn Derbez Los actores tuvieron una nueva hija juntos. - Instagram

Al contrario, aseguró que intentó actuar como hubiese gustado que la trataran las parejas de su padre puesto que algunas mantuvieron roces con la oriunda de la Ciudad de México de 30 años.

"Tuve unas madrastras, que no voy a decir nombres, que me trataron bastante mal, a pesar de que yo era buena onda con ellas”, reveló en medio de la charla.

Una nueva familia

Para Aislinn Derbez estar junto a ellos significó la oportunidad de tener una familia propia, lo que en su momento le generó mucha ilusión.

Aislinn Derbez posa en bikini y prueba que sí se puede recuperar la figura tras el embarazo

La actriz está feliz de recuperar su figura esbelta tras su embarazo

Cuando Mau me dijo: ‘Tengo una hija adolescente’, fue como de ¡Ohh, qué emoción!, porque va a ser como verme a mí misma en esa etapa", creando una fuerte complicidad entre ambas  que a veces el propio galán de "El Clon" llegó a reprochar.

“Me convertía de su edad y nos poníamos a jugar como locas, yo brincaba, jugaba, tiraba todo con ella y Mauricio se enojaba y decía, ‘es que parecen niñas las dos, tienes que madurar’”, finalizó.

Te recomendamos en vídeo: