El príncipe Harry y Meghan Markle no podrían pagar su millonaria mansión, afirman fuentes

Hay problemas con la independencia económica

Meghan Markle y el príncipe Harry se retiraron de la realeza en los primeros días de enero, diciéndole adiós a los paparazis para refugiarse en la más estricta privacidad de la isla de Vancouver en Canadá.

Esto significa no solamente que tendrán la libertad de trabajar en sus propios proyectos sino que serán financieramente independientes, aspecto en el que no les ha ido tan bien.

Expertos financieros afirman que la pareja ha seguido teniendo el costoso estilo de vida que mantenían dentro de la realeza, lo que puede ser un riesgo financiero a largo plazo si no saben administrar de forma adecuada sus recursos.

La situación económica de Meghan Markle y el príncipe Harry

Y ahora, un nuevo informe revela que ni con la ayuda del príncipe Carlos, Meghan y Harry no podrían comprar la lujosa mansión en la que están viviendo en Canadá, valorada en 18 millones de dólares, reseñó Express.

Como miembros de la realeza trabajadora, las finanzas de Harry y Meghan provenían en gran medida de las finanzas del Ducado de Cornualles del Príncipe de Gales. Al menos el 95% de sus ingresos provenían de este Ducado y el otro 5% provino de la Sovereign Grant, los fondos que se utilizan para financiar hogares reales.

Versiones citadas por el medio británico Express afirman que cabe la posibilidad de que el príncipe Carlos ayude económicamente a Harry y a Meghan mientras comienzan su vida independiente.

“Según el informe publicado el año pasado por el ducado de Cornwall, se gastaron poco más de 5 millones de euros en los hogares del duque y la duquesa de Sussex y el duque y la duquesa de Cambridge combinados. Si esto se dividiera equitativamente, dejaría a Harry y Meghan con alrededor de  2.5 millones de euros anuales de Carlos”, refiere el artículo.

príncipe harry

Siendo así, esta cifra no sería suficiente para que la pareja compre la casa en la que está viviendo en Canadá, específicamente en la isla de Vancouver.

Todavía no se conoce en qué estatus está la familia en dicha mansión, ya que no se ha revelado si están pagando un alquiler.

Tampoco se sabe quién es el propietario de la mansión, tan solo se conoce a un amigo del mismo, David Foster.

Te recomendamos en video: