Las lecciones de amor más valiosas que aprendimos de "Yo antes de ti"

Aunque parezca cursi, esta cinta está llena de valiosas lecciones de amor que podemos aplicar en nuestro día a día

'Yo antes de ti ' (Me Before You') es sin duda una de esas películas cursis que debes ver sí o sí. No importa si crees o no en el amor, sin duda moverá las fibras más profundas de tu corazón.

La cinta esta basada en el libro homónimo de Jojo Moyes, quien plasma una historia desgarradora con personajes que nos han marcado con muchas lecciones valiosas de la vida que podemos aplicar en la vida real si sabemos prestarles atención.

Louisa "Lou" (interpretada por Emilia Clarke, conocida por Game of Thrones) es una joven alegre y despistada que se convierte en la cuidadora de Will Traynor (Sam Clafin), un joven millonario que tras un accidente, queda tetrapléjico. Mientras que Lou asume la misión de abrir el corazón de Will para amar de nuevo, este le enseña a aprovechar y estar agradecida por todo lo que ha tenido en la vida.

TAMBIÉN LEE: Quédate con quien te ame con tus rarezas y defectos que te hacen tan única

Aquí te dejamos algunas de las lecciones que nos dejó está hermosa historia: 

Abraza quien eres. Mantente siempre auténtica

A lo largo de la historia, Lou es juzgada por su personalidad espontánea y despistada. Incluso Will se burla de ella cuando aparece por primera vez en su casa porque habla demasiado y porque se viste como si hubiese "asaltado el armario de su abuela". Incluso su novio Patrick le hace ver lo "ridículos" que eran sus zapatos. A pesar de todo, Lou jamás perdió su esencia y tampoco cambió para encajar en el mundo de Will. Ella siempre se mantuvo auténtica más allá de madurar para ser siempre mejor para ella.

yo antes de ti

Agradece lo que tienes y aprecia las pequeñas cosas.

Will podría haber tenido todo el dinero del mundo pero un segundo cambió todo e hizo que la riqueza no podía comprar su felicidad.  La historia da un inesperado giro y nos enseña que las cosas más pequeñas de la vida como poder vivir libremente sin ninguna limitación, valen más que cualquier cosa. No siempre te das cuenta de la suerte que tienes hasta que ocurre un evento que te cambia la vida, que es exactamente lo que le pasó a Will. Todos tenemos días malos, pero a veces olvidamos que hay personas que lo tienen mucho peor que nosotros.

Sé compasiva con los demás

Lou es el personaje más desinteresado, amable y afectuoso de la historia. Pone a otros antes que a sí misma, incluidos Will y su familia. Ella trabaja duro para mantener a su familia y con su espontaneidad, logra ablandar el corazón de Will para amar nuevamente. Lou nos muestra que ayudar a los necesitados y simplemente sonreír a alguien puede ser muy útil. La compasión es contagiosa y es algo por lo que debemos luchar todos los días.

El amor es capaz de sanar el dolor

Para experimentar el verdadero amor, debemos aprender lo que es el dolor. Will pasó por mucho dolor entre el accidente y el aislamiento pero cuando conoce a Lou, aprende que el permitirse ser vulnerable y mostrar sus sentimientos, puede cambiar todo. A pesar del momento difícil que atravesaba Will, Lou se enamoró perdidamente de él y ella se convirtió en lo que lo inspiró y motivó a levantarse cada mañana. El mejor regalo que podemos darle a alguien es amarlo a través de lo bueno y lo malo y estar ahí para ellos cuando más nos necesitan.

yo antes de ti

*SPOLIER* A veces amar es dejar ir

Si no has visto la película o leído el libro, deténte aquí.

La relación de Lou y Will ciertamente fue complicada pero no hubo dudas de su amor. A pesar de que parecía que todo marcharía bien, al final, Will deja ir a Lou pues siente que una vida con él, restringiría la forma en que ella debería vivir. Al dejarla, la "libera" para que entonces persiguiera sus sueños e hiciera realidad lo que ella quería antes de conocerlo.

A veces nos esforzamos tanto por mantener a alguien a nuestro lado que nos olvidamos de su felicidad. Queremos poner a esa persona en un pedestal, admirarla en un estante y sujetarla lo suficientemente fuerte como para que permanezca a nuestro lado por siempre. Sin embargo, aferrarnos a la idea de un amor tan intenso no siempre es lo mejor. Amar no es poseer sino desear la felicidad del otro. Dos personas pueden amarse y estar juntas pero no pueden hacer que ese amor se convierta en una cadena.

Te recomendamos en video