El gran cambio de Shiloh Jolie-Pitt en la década y cómo en el 2020 será más importante que sus padres

Angelina y Brad le han dado la libertad de ser verdadero a sí mismo y eso lo hace muy relevante para la juventud

Incluso antes de que naciera Shiloh Jolie-Pitt, ya el mundo estaba pendiente por ser el primer hijo biológico de Angelina Jolie y Brad Pitt. Era tan influyente que cuando tenía solo ocho meses, Madame Tussauds ya la recreó e inmortalizó en una figura de cera.

Desde pequeño, Shiloh comenzó a dar señales de que era diferente a los demás

 

La reputación de Shiloh lo precede. Se convirtió en carne de prensa internacional; se informó que People y Hello, con sede en el Reino Unido, querían comprar los derechos de las primeras imágenes de Shiloh por millones de dólares. Angelina y Brad donaron la cantidad considerable a la caridad.

 

Brad y Angelina formaron su familia de una manera poco convencional. Jolie ya tenía dos hijos, Pax y Zahara, antes de que ella y Pitt se involucraran románticamente.

 

Al igual que sus padres, Shiloh no es el niño estereotípico. A temprana edad, se conocía a sí misma, rompiendo el molde y desafiando las expectativas. En una entrevista de 2008 con Oprah Winfrey, Pitt habló sobre cómo criar a Shiloh y habló sobre la peculiaridad de su hija: "Ella solo quiere que se llame John. John o Peter. Es una cosa de Peter Pan. Y luego diré: "John, ¿quieres un poco de jugo de naranja?" Y ella responde: "¡No!".

 

 

Debido a su imagen masculina, Shiloh se ha convertido en un icono para toda la población LGBTQ joven del mundo, quienes la ven como un ejemplo a seguir. En el 2020, las cosas podrían solidificarse para el chico, quien se espera de el paso definitivo para el cambio de sexo y se convierta en vocero para una identidad de género sana.

 

Te recomendamos en video