5 lecciones del personaje de Marina de Tavira para las mujeres que han sido abandonadas por su pareja

El personaje de Marina nos enseña a caer con dignidad, y levantarnos como alguien mejor.

Marina de Tavira, y sus enseñanzas

Mucho se ha hablado de Yalitza Aparicio, y su personaje llamado Cleo. Llamó mucho la atención, más por el realismo que conlleva su historia. Todos podemos sentirla en nuestras venas, en nuestro pasado, y en cómo hemos vivido sin darnos cuenta.

Sin embargo, Marina de Tavira personificó a una mujer que también está llena de fuerza. Sofía, la madre de familia, que lucha por su matrimonio, que llora, pero que saca adelante a los suyos. Es un personaje demasiado interesante como para ser olvidado.

También lee: Yalitza, Eiza, Derbez: Por qué los mexicanos somos quienes más atacamos a los mexicanos

1.-  Las mujeres son fuertes

Una mala broma seguir llamando a las mujeres el sexo débil. Más en México, en donde el machismo, el abandono paterno, la abnegación femenina se viven todos los días. Ser mujer en este país es asociación de una fortaleza necesaria.

Aceptar la situación, a veces con lágrimas, pero siempre con la frente en alto. 

Marina de Tavira

2.- No dependemos de nadie

Sofía (Marina de Tavira) siente que su mundo se destruye cuando su esposo decide abandonarla por una mujer más joven. En un inicio intenta hacer todo lo posible por hacerlo regresar o mínimo para que él continúe haciéndose cargo de los gastos de sus hijos.

Pero conforme avanza la trama todo va cambiando. Ella se da cuenta que la única que puede sacar adelante a su familia es ella, y debe tomar la batuta y el control de sus hijos.

Escena de Roma Escena de Roma

3.- Se vale tener el corazón roto

Fortaleza no es ausencia de lágrimas. Ella lloró, se perdió en el camino, sufrió con el corazón roto escondido para que sus hijos no se dieran cuenta de lo que estaba sucediendo. No se trata de jamás perder el temple. Somos seres humanos y sufrir es parte del paquete.

Eso no nos hace menos ni mejores. Un corazón roto es parte de estar vivo, y de habernos entregado a alguien.

Marina de Tavira Escena de Roma

4.- La empatía nos vuelve humanos

A su manera Sofía no deja desamparada a Cleo. La trata de apoyar lo mejor que puede, y según esa época. En un mundo dominado por hombres, nos tenemos que apoyar entre mujeres. No enemistades que nos obligan adoptar y más amistades para salir juntas adelante.

Escena de Roma Escena de Roma

5.- Siempre habrá que levantarse

La vida es injusta. Llora, sufre, vive, duda, pero siempre hay que levantarse. Todos tenemos procesos, pero el final siempre se trata de levantarnos. 

Yalitza Aparicio Escena de Roma

Te recomendamos en video: