Comercial

Cinco consejos para cuidar la piel en verano

No sólo lucirá más bonita, sino que estará mucho más sana. Para ello, necesitas seguir una rutina de belleza adecuada y respetarla a diario.

FREEPIK

Cuando llega el calor –y todavía tenemos para un buen rato- hay que poner mucho cuidado en varios aspectos si queremos disfrutar del verano y no sufrir por ello. Y uno de esos cuidados especiales se refiere a nuestra piel, que con el sol puede dañarse severamente si no ponemos atención.

La demasiada exposición a los rayos ultravioleta o UV puede causar quemaduras solares. Los rayos UV penetran las capas exteriores de la piel y pasan a las capas más profundas, en donde pueden dañar o matar las células de la piel.

Aquí te damos cinco tips para pasar un verano feliz.

1. Limpieza y exfoliación. Antes de aplicar cualquier crema hidratante facial o protector solar y, por supuesto, cualquier maquillaje, lo primero que tienes que hacer es mantener la piel muy limpia. Durante el verano, la piel se ensucia más. Esto se debe, además de los agentes contaminantes y el viento, al sudor y a que quizá eres de esas personas que se tocan la cara constantemente. Pues nada como empezar por limpiarla a fondo y exfoliarla de forma periódica.

La limpieza y la exfoliación son pilares de una buena rutina de belleza. La cara debes lavarla con un producto acorde a tu tipo de piel al menos dos veces al día, te recomendamos usar los productos de Cetaphil. Por la mañana y por la noche. Al aplicarlo, eliminas la suciedad y la grasa, con lo que evitas que aparezcan espinillas, puntos negros y granos.

Una o dos veces por semana, y dependiendo de tu tipo de rostro, es aconsejable utilizar un exfoliante que te ayude a eliminar los restos de células muertas de la piel.

cuidar la piel en verano.

Ah, y tienes que ser detallista. Te explicamos: hay lugares de nuestra cara a la que es difícil aplicar una crema. Por eso, te sugerimos utilizar una especial para el contorno de ojos.

2. Mucha hidratación. Después de limpiar la cara, sea con agua micelar o con un jabón especial para el rostro, es momento de hidratarla. Es fundamental, no puedes saltarte este paso en tu rutina de belleza. Busca una crema hidratante que sea acorde a tu tipo de piel, pero también a tu edad.

Busca una crema que pueda retener la humedad del rostro y que elimine la sequedad. La puedes aplicar dos veces al día, después de la limpieza facial. Puedes probar una crema para la mañana y otra para la noche.

3. Protégete del sol. Durante el verano sabemos que irás mucho a la playa, la piscina o de paseo. Esto significa exposición prolongada al sol. El moreno que puedes adquirir será envidiable, pero es importantísimo cuidar tu piel de los efectos negativos del sol. Para ello, no te olvides de utilizar un protector solar de amplio espectro. Este producto, que deberás aplicarlo después de la crema hidratante y una vez que ésta se haya absorbido, tiene que renovarse cada cierto tiempo.

4. Alimentación adecuada. Seguir una dieta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes es muy importante para que la piel se mantenga sana y bonita. Come muchas frutas, verduras y alimentos que sean ricos en antioxidantes, pues estos contribuyen a prevenir la degeneración de las células. Una dieta adecuada ayuda a mantener la piel muy bien hidratada.

5. Hidratación desde dentro. La hidratación de la piel no debe ser cosa sólo de una crema, también es importante beber mucho agua. La hidratación debe ser externa, pero también interna, especialmente durante el verano. Con el calor, la piel pierde el agua que tiene de forma natural, por eso es importante reponerla y para ello lo ideal es beber dos litros de agua al día.

Cuando el cuerpo está deshidratado, a nivel cutáneo puede envejecer de forma prematura y la piel mostrarse seca.

Tags

Lo Último

Te recomendamos