Colombia

¿Cómo era el Titán por dentro?: el submarino que desapareció causando la muerte a sus 5 tripulantes

Esta nave que implosionó en las profundidades del mar era liviana e incómoda en su interior, pero poseía características muy “seguras” para cada viaje.

¿Cómo era el Titán por dentro?: el submarino que desapareció causando la muerte a sus 5 tripulantes.

¿Cómo era el Titán por dentro? esa ha sido una de las preguntas más recurrente entre quienes han sentido curiosidad por quienes han seguido de cerca las noticias del submarino que sufrió una implosión bajo el agua.

Y las respuestas a ello han surgido a través de una serie de explicaciones que han ofrecido los expertos en expediciones y éstos han dejado a más de uno atónitos, pues más allá del alto valor que posee este viaje (250 mil dólares por persona), éste no resulta tan cómodo ni amigable, pero sí impresionante.

¿Cómo era el Titán por dentro?: el submarino que desapareció causando la muerte a sus 5 tripulantes.

En las redes y demás portales especializados en este tipo de temas se han mostrado las características de esta nave que pesaba 10 mil kilogramos y estaba capacitada para sumergirse en el océano a unos 4 mil metros de profundidad. A eso se le sumaba que tenía espacio para albergar solo a 5 tripulantes.

¿Qué otras características tenía el Titán?

Según se ha revelado recientemente el Titán, nombre con el que fue bautizado el submarino desaparecido y que sufrió una implosión bajo el agua, era una de los sumergibles más livianos y apto para soportar este tipo de paseos.

Además poseía una “ventana” delantera en la que se podía apreciar todo el viaje gracias también a la luces externas de gran potencia que ayudaban a mostrar el camino y todo lo que encontraba a su paso. Y en el interior solo poseía una sola lámpara de luz para apreciar las paredes sólidas del submarino.

¿Cómo era el Titán por dentro?: el submarino que desapareció causando la muerte a sus 5 tripulantes.

Para hacer más ameno y único el paseo, los tripulantes que debían ir sentados debido a su tamaño que era de 670 cm x 280 cm x 250 cm, podían apreciar, a través de tabletas o pantallas digitales, todo el exterior y esto era proyectado por las cámaras de muy alta resolución que estaban dispuesta en la parte externa de la nave.

Pero, a pesar de lo incómodo que podía resultar este recorrido, este sumergible contaba con un baño que era dividido por una pequeña cortina. A su vez contaba con calefacción, ya que a medida que se profundizaba bajo el agua, las temperaturas eran cada vez más frías.

Pero, lo que llamaba más la atención de todo es que la nave era piloteada a través de un control que tenía un solo botón y éste era muy similar al de una Playstation, descubrimiento que generó muchas críticas.

Titanic: Submarino perdido es manejado con un control de videojuegos de hace más de 20 años
Tags

Lo Último


Te recomendamos