Colombia

Theatron, el bar gay más discriminador de Colombia: excluyeron a joven con discapacidad

Los filtros de uno de los lugares más populares de rumba gay contradicen el mensaje de inclusión que quieren llevar.

Discriminación en Theatron

Theatron está de nuevo en el ojo del huracán, esta vez no por sus filtros clasistas, racistas, aspectistas o sexistas, sino por sus filtros capacitistas: esta vez no dejaron entrar a un joven en silla de ruedas y su hermana fue la que planteó la denuncia en redes sociales. Esta se hizo viral.

No es la primera vez que pasa. El establecimiento es conocido por discriminar gente por su apariencia todo el tiempo. Sin embargo, a pesar de estos episodios (y hasta de mujeres que han denunciado abusos o que las drogan allí dentro en redes sociales), este sigue teniendo buena asistencia. Pero esta vez fueron más lejos todavía.

La joven denunciante dijo que sólo iban a celebrar sus 18 años. No lo quisieron dejar pasar porque “no estaba apto”. Fuertes palabras para un lugar que enarbola una comunidad que “por no ser apta”, precisamente para ideologías como la nazi, fue echada a campos de concentración.

Esta dijo que les pidieron “volver otro día”, sabiendo el esfuerzo, tiempo y dinero que muchos jóvenes invierten para ir a celebrar su rumba soñada ahí. “Sí, mi hermano está en silla de ruedas, y qué. Vengo con amigos que siempre me ayudan a cargarlo. Y los dejaron esperando media hora.

Theatron, no es la primera vez que esto sucede

Por supuesto, los comentarios defendiendo al lugar no se han hecho esperar. Pero los lugares deberían estar aptos para personas con discapacidad, y más si es un lugar que se precia de tener las banderas de inclusión (al parecer sólo es para vender, una tendencia al alza) y que en realidad reúne las peores prácticas de la sociedad colombiana.

Y que sigue ganando enormemente por sus ambientes.

De hecho, por esta denuncia hacerse viral (hasta la periodista Mónica Rodríguez condenó la actitud el establecimiento) han salido a la luz críticas hacia su clasismo, aspectismo y racismo. Incluso alguien afirmó que al trabajar allí, se promocionaban precisamente estas conductas.

Incluso se hicieron acciones específicas de colectivos contra sus políticas violentas. Nada ha pasado. Pero este caso se ha hecho viral. Y pues si bien están criticando que “para qué van”, la gente en su aspiracionalidad ignorará todas estas denuncias de un lugar que sólo usa las banderas LGBT para taparse en dinero, pero para seguir excluyendo, como siempre, a una comunidad que de por sí también debe aprender de inclusión real.

Tags

Lo Último


Te recomendamos