Colombia

El desgarrador relato de Aída Morales al perder a sus dos amados hijos

La concursante de MasterChef contó este durísimo episodio de su vida.

Aída Morales

Aída Morales es una de las concursantes más destacadas de MasterChef. Y contó, recientemente, una situación que marcó su vida: el fallecimiento de sus dos bebés.

Ella, que tiene una larga carrera en cine, televisión y teatro (y que destaca por sus jocosos personajes) ahora tiene 54 años, una hija y a su pareja. Este hombre es conocido por ser actor y más joven que ella.

Ahora, bien, en Se Dice de Mí, ella contó cuando estaba casada con Raul Wiesner, director de cine y formador de actores. Ahí fue cuando tuvo a su primer hijo.

Narró que se trataba de un “bebé deseado”. Y cuando se enteró de su embarazo, y más, de un varón, fue feliz, ya que eso era lo que soñaba.

Pero el niño nació con síndrome de Down y este, luego de dos meses de vida, tuvo bastantes complicaciones de salud.

“Había tenido antecedentes de bilirrubina… La fiebre me hizo llevarlo al médico. Lo dejaron hospitalizado”, dijo la actriz, bastante consternada.

Ahí fue cundo los médicos le dijeron a Aída que padecía de citomegalovirus. Esta enfermedad, al transmitirse algunas veces de madre a hijo, puede causar discapacidades permanentes.

Pero en el caso de Aída fue peor. Su hijo no vivió. Falleció en sus brazos, mientras lo amamantaba.

Al niño le dio un paro respiratorio.

“Y ver que la vida de una criatura tan pequeña se va, es muy duro… Yo hable de esto y duele tanto, como el primer día”.

Volvió a ser madre de nuevo

Ante tan traumática experiencia, tenía incertidumbre.

“Existía la posibilidad de que tuviese otro hijo con síndrome de Down… Y si yo sabía esto, yo iba a deshacerme de la criatura”.

Por eso, se sometió a un examen especial y llegó Aixa, su única hija. Y cuando ella tuvo seis meses, intentó otra vez, ya que quería ser madre de dos hijos.

De todos modos, pasó algo peor: un accidente que le hizo perderlo.

Pero, en medio de su embarazo, le sucedió un grave accidente que la hizo perder a su tercer bebé.

“Arreglando una estufa eléctrica me pasó un corrientazo terrible…”, dijo. Se dio un golpe contra la pared y perdió a su hijo luego de horas.

Sin embargo, ella siguió adelante con su carrera y con su hija. Pero esa herida, que contó en el programa, sigue presente en su corazón.

Tags

Lo Último


Te recomendamos