Actualidad

Historias de lucha contra el cáncer de mama: Gloria Hurtado, a quien su familia reconoce como una “guerrera”

Un testimonio real que nos permite ver más allá de nuestra realidad.

Gloria Hurtado

En una entrevista con los familiares de Gloria Hurtado, una sobreviviente del cáncer de mama, nos revelaron cómo fue todo lo que experimentaron dentro de la familia con esta dura etapa de sus vidas. Además, de darnos una gran lección de vida, porque muchas veces la realidad ante nuestros ojos es una, pero hay momentos díficiles que viven día a día personas como Gloria y todas las mujeres que forman parte de Fundación Fuerza Rosa.

¿Cómo enfrentaron este proceso médico en familia ?

Esta batalla comenzó en medio de muchas dificultades económicas. A raíz de mi diagnóstico, mi familia fue mi único sostén, porque en verdad sentí que me iba a morir. Mi esposo me dio todo su respaldo, mi hijo el menor se apegó más a mi, y mi otro hijo por su vida personal estuvo pendiente de mi en lo que era posible, porque el ya tiene su familia. Nuestro calvario económico comenzó cuando mi esposo se quedó sin trabajo, entre una y otra opción mi esposo encontró una oportunidad de taxista, pero parecía que las cosas estaban tan mal en nuestra economía que en una carrera que hizo mi esposo, le asaltaron y obligaron a llevar unos paquetes hasta el norte de la ciudad, todo fue tan traumático y más en mi condición. Al final de todas las cosas que nos estaban pasando la familia de mi esposo nos ayudó, y poco a poco fuimos saliendo de nuevo adelante.

¿Pensaste en algún momento en “tirar la toalla”?

“Sí, en muchas ocasiones decía ya no puedo más, no puedo más con el dolor, no puedo más con la incertidumbre de si todo lo que estoy haciendo en verdad vale la pena. No voy a negar que en muchas ocasiones dije ya hasta aquí, pero mi familia fue ese impulso, mi hijo menor siempre a mi lado, mis hermanos, y todos los que nos apoyaban fueron mi impulso más fuerte. Pese a haber visto la muerte como una posibilidad, encontré ayuda en un psicólogo y eso realmente me ayudó a salir de donde estaba. Hoy estamos más fuertes, gracias a Dios, él me sanó y hoy puedo decir que estoy sana y que voy a continuar luchando por mi vida”, nos cuenta Gloria.

No pudimos evitar preguntarle a su hijo menor, cómo fue el proceso que enfrentó junto a su mamá, y cómo se siente de tener a una mujer tan valiente y fuerte a su lado.

¿Cómo te sientes al haber enfrentado esta enfermedad junto a tu mamá?

Cuando supimos que mi mamá tenía esta enfermedad, yo si pensé que podía morirse porque es algo que está como una opción latente. Sin embargo, la fortaleza que demostraba día a día e incluso en su tratamiento me motivaba, y me daba esa voluntad de levantarme y verla así día a día. Mi madre para mí es una guerrera valiente, nunca me cansaré de contar la manera en cómo enfrentaba el tratamiento, le decían que iba a bajar de peso, que iba a tener náuseas, vómitos y muchas cosas negativas. Pero mi mamá nunco tuvo nada porque realmente ella es así, demasiado fuerte y eso la curó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos