Actualidad

Seis frases comunes que jamás debes decirle a una víctima de abuso y cómo apoyarla

Evita ser parte del problema y ayuda a quien lo necesite.

Nos encontramos en el mes de la mujer y aunque la lucha contra la violencia y las injusticias es permanente, este momento del año es perfecto para resaltar algunos temas importantes, por eso aquí te dejamos algunas frases comunes que jamás debes decirle a una víctima de abuso.

En los últimos años, las luchas feministas han tomado una importante relevancia que ha permitido que miles de mujeres alcen la voz, se llenen de valentía y revelen los abusos de los que han sido víctimas.

Ante la ola de denuncias que ha explotado a través de las redes, la realidad cada vez está más a la vista de todos y nos ha enseñado que el abuso se encuentra en todas partes, incluso en la vida de aquellos que parecen “privilegiados”.

Es así como desde mujeres amas de casa o con altos puestos de trabajo, hasta famosas actrices o influencers han decidido dejar atrás los temores para revelar sus experiencias de abuso, violencia o acoso.

Aunque esto ha representado un avance para las luchas y dan un acercamiento a ser escuchadas por las autoridades y la justicia, han surgido otros problemas como revictimización, la falta de empatía y la difamación.

A través de las redes sociales y de forma masiva vemos cómo, después de que algunas mujeres denuncian de forma pública a sus abusadores, una gran cantidad de usuarios se encarga de realizar comentarios que jamás debería recibir una víctima.

Estos son algunos comentarios que jamás debes mencionarle a una víctima de abuso

“No te creo”

Una de las frases más comunes que podemos ver, tanto en la cotidianidad como en las redes sociales, cuando hay una víctima de abuso es el “no te creo”, así como otras palabras que cuestionan la veracidad del relato.

“¿Será verdad?”, “Hay algo raro en su historia”, “No me convence” y otras frases como estas no son aceptadas, debes evitarlas, ya que pueden provocar más daño en la víctima.

“Solo quieres llamar la atención”

Negarte a creer que un abuso fue perpetrado y culpar a la víctima de que querer atención es irrespetuoso para ella y la batalla que se encuentra enfrentando. Quienes se animan a hablar de su abuso suelen atravesar un fuerte proceso en el que deben sacar toda su valentía para contar sus historias.

El abuso suele causar vergüenza, decepción y trastornos como la depresión, de modo que exponer todo esto es complejo.

“¿Quién se acercaría a ti?”

Criticar la apariencia de una víctima de abuso es otra forma de abuso, esto no solo puede afectar más el bienestar mental de la mujer, sino que también niega, una vez más, que la historia sea real, esto sin mencionar que condiciona toda comportamiento sexual abusivo a la aspecto de una mujer.

Es importante que comprendamos que los abusadores  seleccionan a sus víctimas por diversos factores, de los cuales, uno de los más importantes es la vulnerabilidad.

“Quieres dañar su reputación”

Es muy común que la víctima sea acusada de tener malas intenciones y de querer dañar la reputación de su abusador, esto no solo revictimiza a la mujer afectada, sino que le resta importancia a todo un movimiento de mujeres que han alzado sus voces.

Siempre debes dejar que las autoridades pertinentes se encarguen de realizar las investigaciones, no importa qué perspectiva quieras proporcionar, siempre serán los expertos quienes deban dar la última palabra.

“Tú lo provocaste, es tu culpa”

Lamentablemente esta sigue siendo una de las ideas más comunes que se presentan cuando hay una víctima de abuso. Muchas personas siguen pensando que la vestimenta o el comportamiento de una víctima son las  razones de una violación, por lo que la revictimización es más frecuente.

Es momento de entender que un abuso es culpa solo de quien lo perpetra y jamás de la víctima, sin importar en las condiciones o contexto en los que se encontraba.

“No debiste exponerte así”

Al igual que en el punto anterior, las personas que no comprenden que el abusador es el único culpable de estas situaciones, suelen culpar a las víctimas por las situaciones a las que se “exponen”.

Es así como muchas personas juzgan a mujeres abusadas por haber estado en un lugar con muchos hombres, en un sitio nocturno o por la hora en la que se encontraban fuera de casa.

Más sobre este tema:

Inequidad de género en la crianza de los hijos: 5 lecciones para acabar con este problema desde casa

Cinco señales que podrían indicar que tu amiga es víctima de violencia

Si eres víctima de violencia de género, estas son las formas de pedir ayuda

Te mostramos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos