Noviembre se despide con un espectacular eclipse lunar penumbral y Luna llena

El fenómeno no se volverá a ver hasta el año 2023.

La madrugada de este lunes, millones de personas pudieron disfrutar del espectáculo de un eclipse lunar penumbral. Con éste noviembre se despidió por todo lo alto.

Se trata de uno de los fenómenos naturales más impactantes para la vista del ser humano. Pudo verse en gran parte del mundo como América, Australia y algunas zonas de Asia. Es el último del último eclipse penumbral que se había pautado para este año. Tuvo una duración total de cuatro horas y 21 minutos.

Este episodio natural se da cuando la Luna pasa a través de la sombra de la Tierra. Esto ocasiona un sutil efecto sobre el astro que puede ser observada a simple vista. Se manifiesta como una Luna Llena más oscura durante el punto máximo del eclipse.

Dónde y cuándo se vio el eclipse lunar penumbral en América

Existen dos tipos de eclipse lunar penumbral. Pueden se completos o parciales. En el caso del que se presentó este 30 de noviembre fue parcial. Esto quiere decir que solo una parte de la penumbra de la Tierra cubrió la superficie de la Luna.

En la Ciudad de México el fenómeno se inició a la 1:32 de la mañana y alcanzó su punto máximo a las 3:43 am. Terminó de verse a las 5:53 de la mañana.

El eclipse pudo verse en México y otros países de América El eclipse pudo verse en México y otros países de América. - Agencias

 

Entre tanto, en Colombia el eclipse comenzó a verse a las 2:32 de la madrugada  y alcanzó su máximo posición a las 4:43 de la madrugada, finalizando dos horas más tarde. Esto significa que culminó a las 6:53 de la mañana de acuerdo a lo que reseña el sitio web Timeanddate, especializado en tiempo y zonas horarias.

En Argentina y Chile, el eclipse peniumbral empezó a darse 4:32 de la mañana y finalizó a las 8:53 am. Por su parte, en Florida, Estados Unidos, también arrancó igual que en Colombia, a las 2:32, el punto máximo fue a las 4:43 am y finalizó a las 6:53 am.

Frecuencia y datos de este fenómeno

Este eclipse lunar penumbral se trata del cuarto y último presentado este año, luego de los registrados el 10 de enero, el 5 de junio y el 5 de julio. En esta oportunidad el fenómeno fue similar al del 5 de julio de este año y no volverá a repetirse hasta el 5 de mayo de 2023. No obstante, el pronosticado para dentro de tres años no será visible en América. Solo podrá ser visto en África, Asia y Australia.

Aproximadamente el 85% de la Luna se volvió más oscura durante la fase pico o media del eclipse. Aunque este tipo de efecto de sombreado de la luna es visible, la mejor forma para verlo a la perfección con un telescopio, según recomendaciones de la NASA.

Este eclipse nos permite ver detalles de la Luna que en el resto de las oportunidades es imposible. Este eclipse nos permite ver detalles de la Luna que en el resto de las oportunidades es imposible. - Agencias

 

A diferencia de un eclipse solar, para ver este fenómeno no se amerita de lentes especiales. Cada vez que ocurre se le identifica con un nombre propio que está asociado con la Luna llena.

En esta oportunidad se definió al astro como Luna llena de castor, aunque también se le identifica Luna llena de escarcha por las frías temperaturas de noviembre.

Los nativos americanos llamaban al eclipse lunar penumbral como Luna de los castores. Esto debido a que la asociaban a cuando los castores terminan de construir sus cabañas, construidas de ramas y barro, para prepararse para el invierno.

Aunque el eclipse lunar penumbral parcial no es tan asombroso como el completo, se trata de fenómenos perfectos para observar detalles de la Luna difícilmente visibles con su brillo cotidiano.

Más de este tema:

Te recomendamos en video: