¿Por qué cada vez más lugares están prohibiendo la entrada a niños pequeños?

La niño-fobia es cada vez más frecuente en las grandes ciudades

Hoy en día, muchos padres con hijos pequeños se están enfrentando a una realidad inesperada: las personas que no quieren hijos y sobretodo, los lugares que están prohibiendo la entrada con niños. Y es que es cada vez más común encontrar personas que no piensan tener hijos y que incluso ven a los niños como una molestia o un factor de estrés.

Para muchas personas, no hay nada peor que salir a comer y encontrarse con bebés que lloran, niños pequeños que derraman comida, que hacen pataletas en el pasillo y otros hasta que corren entre las mesas.

Si bien muchos niños pequeños se portan bien y pueden permanecer quietos por unas horas, hay muchos que han arruinado la experiencia de quienes simplemente buscan disfrutar de una buena comida o experiencia general y terminaron con los nervios de punta. Por ello, muchos lugares están tomado medidas drásticas al prohibir la entrada a los más pequeños y proclamarse "libres de niños" .

TAMBIÉN LEE: Madres por elección, las mujeres que decidieron tener hijos sin una pareja

Un ejemplo es Caruso's, un restaurante en Carolina del Norte, que recientemente anunció que no permitirá niños menores de 5 años esto porque de acuerdo con el portal WCNC, demasiados comensales se quejaron por incidentes de niños pequeños llorando, gritando y portándose mal, alterando el ambiente del lugar.

El restaurante Fuente la Lloba en Asturias, recientemente también optó por esta medida, asegurando que los niños no son bien recibidos en el establecimiento. "Debido a las características del local y para poder mantener un ambiente tranquilo, rogamos que tanto los bebés como los niños menores de seis años NO sean incluidos en sus reservas. Gracias".

Otro ejemplo es la aerolínea IndiGo, la cual anunció áreas child free en las que los niños no pueden estar. Así, al momento de comprar un boleto de avión, los usuarios podrán alejarse de cualquier niño menor de 12 años.

Parece irónico que mientras más restaurantes y hoteles están rechazando niños, más establecimientos están adaptando sus instalaciones para aceptar mascotas (los llamados locales pet friendly). Ésta parece haberse convertido en una nueva forma de vivir la vida adulta.

TAMBIÉN LEE: Las mamás deben salir de vacaciones SOLAS una vez al año

La tendencia hacia menos niños en las ciudades también ha estado a la alza para los adultos sin niños; esto ocurre principalmente en Estados Unidos y Europa. Por ejemplo, se pueden ahorrar dólares de impuestos cuando no se necesitan escuelas, parques infantiles y otros servicios que solo usan los niños.

Algunas personas argumentan que una ciudad sin niños es menos diversa. Los adultos sin niños tienden a no visitar lugares frecuentados por familias de todos modos, y los niños a menudo no son bienvenidos en lugares donde estamos pasando el rato.

Por supuesto, la idea de prohibir niños ha causado polémica y divido opiniones entre los padres que argumentan tener derecho a que sus pequeños asistan con ellos a cualquier lugar y quienes dicen que no quieren ser molestados por niños que no saben comportarse.  ¿De quién es la culpa de un mal comportamiento: del niño, de los padres o de los lugares que no están adaptados para satisfacer las necesidades de todos?

.

Te recomendamos en video