Equidad

En medio del dolor, familiares velaron y despidieron a Mara Fernanda Castilla

La joven de 19 años fue asesinada el pasado 8 de septiembre

Mara Fernanda Castilla es la joven que tocó los corazones de miles de personas. Su asesinato se convirtió en una de las tragedias más tristes de los últimos días para México; y decirle adiós, una de las cosas más difíciles para su familia y amigos (incluso para quienes no la conocíamos).

De acuerdo con los reportes policiacos, el cuerpo de Mara fue localizado el 15 de septiembre en un terreno cercano a la capital de Puebla. Antier, fue entregado a sus padres para que pudieran darle el último adiós “como se merece” (aunque en realidad no lo merecía, tenía apenas 19 años).

Ayer, los padres de Mara se trasladaron a su ciudad natal: Xalapa, Veracruz. Ahí cientos de personas ya los esperaban. Todas ellas tristes, indignadas y llenas de coraje por la horrible forma en la que le arrebataron la vida a una joven feliz, responsable y “con todo un futuro por delante”.

Triste despedida

Fue en la sala de velación 5 de Bosques del Recuerdo donde el féretro fue colocado. La fotografía de Mara, en una pose despreocupada, descansaba sobre él. Los asistentes rezaron porque su alma encuentre la paz, pero en ningún momento dejaron de llorarla y lamentar su partida.

La señora Gabriela Miranda, madre de Mara, fue quien más lloró. Y con justa razón. Su dolor sólo es imaginable para alguien que haya perdido a un hijo de una manera tan injusta. El consuelo de las personas presentes, aunque noble, no fue ni será suficiente. A ella le arrebataron a su pequeña.

Jóvenes vestidos con ropa negra y blanca, excompañeros y compañeros, también despidieron a Mara. Su manera de honrarla fue con flores blancas y arreglos, lo cuales adornaron toda la sala. "Siempre contigo tus amiguis" se leía en una de las coronas.

El padre Quintín López Cessa brindó algunas palabras de consuelo: “En situaciones difíciles preguntamos dónde está Dios y decimos 'si hubieras estado aquí mi hermano no hubiera muerto', así es posible que digan de Mara, pero ojalá que todos los que han querido puedan escuchar esto: Mara resucitará”.

Hoy, la señora Gabriela, familiares y amigos darán el último adiós a Mara Fernanda Castilla. A las 12 del día se llevará a cabo el sepelio, en medio del dolor y la indignación de millones de personas que, en la capital del país y otros estados, marcharán para que la joven reciba justicia y así, sólo así, Descanse en Paz.