¿Cómo saber si te están explotando laboralmente?

Detecta las señales y defiéndete.

Hay dos realidades que he descubierto en mis ambientes laborales: ni todo el mundo está listo para ser jefe, ni todos para ser empleados. Sin embargo, lo segundo es lo más sencillo, aunque todos quieran ser lo primero.

Gestionar un equipo de trabajo implica atender las necesidades de las personas, físicas y emocionales. Cuando estas prioridades no se cumplen, lo más común es que las personas terminen exhaustas, odiando su trabajo o vulnerables a la explotación laboral.

Muchas veces entramos en conflicto por la delgada línea que separa el “dar el extra” de dejarse manipular por el jefe sólo por conservar nuestro trabajo. Lamentablemente son las personas que más necesitan el puesto quienes se ven afectadas por la desesperación de mantener su trabajo.

¿Cómo saber si mi jefe abusa de mi trabajo?

Los malos jefes, abusan de su cargo y se justifican poniendo al cliente por delante, pero si te vuelves más observador, sabrás distinguir cuáles son sus verdaderas intenciones.

Cambios de horario repentinos: A no ser que esté indicado en tu contrato, los horarios rotativos no tienen lugar. Si de pronto llega tu jefe a pedirte que cambies tu horario, pide que se haga formalmente, y te explique muy bien cuál es la justificación.

No te han dado vacaciones: SI ya cumpliste un año en la empresa es una cuestión legal que puedas exigir tus merecidas vacaciones.

Pagos retrasados: la nómina atrasada no tiene justificación, pero se entiende que por cuestiones ajena,s de pronto no se te pueda pagar el día correspondiente, sino uno o dos después. Si esto empieza a ser recurrente, para tus antenas porque seguramente no es algo que estén atendiendo debidamente.

No te pagan horas extras: aquí lo importante es llevar un registro muy organizado sobre las horas que estás trabajando semanalmente, para que al final del mes puedas exigir el pago justo de tu tiempo.

Haces labores que no te corresponden: esto también es señal de un abuso laboral. Si eres empleado de confianza, puede ser que te asignen ciertas cosas por el nivel de experiencia que tienes, pero esto debe ser provisional. Es decir, no debe durar más de una semana y deben quitarte otras actividades.

No se trata de ir a pelearte con el área de recursos humanos, pero sí de conocer perfectamente cuáles son las cláusulas de tu contrato para que tanto de tu parte y de la empresa las cosas queden claras y no se dé un conflicto innecesario.

Antes de exigir, revisa bien los acuerdos en los que quedaron desde el inicio y si ves alguna irregularidad no dudes en acercarte con la persona indicada.