Psico

Liderazgo positivo: impulsando entornos laborales saludables y exitosos

Éstas son las claves para ser una líder que inspire a otros y fomente un entorno laboral positivo

Trabajo
Trabajo Cada vez más mujeres ocupan puestos de liderazgo (Freepik)

La importancia de un buen liderazgo en el entorno laboral es innegable. Un líder efectivo no solo guía a su equipo hacia el logro de objetivos, sino que también crea un ambiente de trabajo positivo y productivo. Sin embargo, en un escenario donde la presencia masculina ha predominado históricamente en las empresas, las mujeres líderes enfrentan desafíos pero también posibilidades únicas para dejar su huella y promover un entorno laboral más inclusivo y saludable. Esto comienza desde las oportunidades de formación que se le den.

PUBLICIDAD

“Cuando una empresa tiene la oportunidad de promover a alguien porque está haciendo muy bien su trabajo, la mejor inversión es entrenarlo para que sepa manejar a otros”, señaló Ana Estrada, fundadora de Brújula Interior en entrevista con Nueva Mujer. “Cuando adquieres la responsabilidad de otros es algo muy fuerte. Hay a quien se le complica todo porque no hay una autoridad reconocida, hay poca claridad de los objetivos que se deben alcanzar como equipo y la gente falla”.

Ana Estrada
Ana Estrada La especialista apuntó las claves para ser una buena líder (Ana Estrada)

Bajo este contexto, la especialista recalcó la importancia de que una empresa o negocio entrene bien a sus líderes y agregó que los colaboradores también juegan un papel clave para hacer una diferencia. “Como colaborador, incluso si mi influencia es limitada, reconozco que también tengo un papel importante observando las necesidades de la empresa, del negocio y de mi jefe, y busco maneras de contribuir positivamente”.

Es así como las buenas relaciones laborales y el liderazgo efectivo son pilares fundamentales para el éxito de cualquier empresa. No se trata solo de cumplir con las tareas asignadas, sino de crear un ambiente de trabajo que fomente la colaboración, la comunicación abierta y el respeto mutuo. Sin embargo, Estrada advirtió que las oportunidades de desarrollo no se limitan a que un líder se recargue únicamente en personas afines o con quienes comparten una buena relación.

Liderazgo
Liderazgo La diversidad de género en el liderazgo fomenta una variedad más amplia de ideas y enfoques (Freepik)

Si bien trabajar bajo estas condiciones puede ser agradable, no necesariamente impulsa hacia el crecimiento profesional. En cambio, el verdadero desarrollo surge cuando hay un trabajo en conjunto con todos para ver cómo contribuir al éxito, comprendiendo las necesidades y ofreciendo soluciones. Es fundamental observar y adaptarse.

“Cuando juntas todas estas variables, estás en la mejor posición de contratar al mejor talento y tus colaboradores empezarán a decir que es lo máximo trabajar contigo porque reconocen tus habilidades de liderazgo”, aseguró Estrada. “El impacto de una buena líder se refleja en el reconocimiento y respeto de sus colaboradores, quienes no solo aprecian su claridad y apoyo, sino que también se inspiran en ella y aspiran a seguir su ejemplo, creando así un entorno laboral positivo”.

Trabajo
Trabajo Las mujeres tendemos a liderar mediante una comunicación asertiva, (Freepik)

Un liderazgo adecuado crea un ambiente en el que todos están satisfechos y desean colaborar, lo que resulta beneficioso para todos. Las implicaciones de esto van más allá del ámbito laboral, impactando positivamente tanto en el trabajo como en la vida personal.

PUBLICIDAD

La especialista añadió que en estas circunstancias, el cerebro produce sustancias químicas saludables que mantienen el sistema inmunológico activo, fortaleciendo las funciones ejecutivas, como el aprendizaje, el análisis y la colaboración. Por el contrario, cuando la experiencia laboral es negativa, se generan sustancias que debilitan la salud y afectan el rendimiento y el estado emocional.

Trabajo
Trabajo Las mujeres debemos trabajar en ser buenas líderes (Freepik)

Para generar un entorno laboral sano y motivar, un buen líder debe conocer a sus empleados, diseñar un plan de carrera que capitalice sus talentos naturales para asignarles tareas que si bien deben hacer, que al menos las disfruten y les permitan desarrollarse. Asimismo, es fundamental establecer un sistema de retroalimentación y métricas que evalúen la eficacia de estas prácticas.

Estrada explicó que las mujeres tenemos ciertas habilidades innatas que nos permiten ser mejores líderes como lo es el hacernos cargo y la capacidad de conectar con el otro sin embargo, el mismo sistema lleva a que muchas que están en posiciones importantes terminen adoptando modelos masculinos para no ser minimizadas. “Entrenarse en una comunicación estructurada factual y no emocional es un acierto, una estrategia muy para mujeres que influye en posiciones de liderazgo”

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último