Wellness

La regla a seguir con los regalos de los hijos en Navidad: mantiene la ilusión con límites

Los obsequios con esta regla están limitados y cada uno tiene una función distinta.

Los padres deben tomar algunas medidas para que sus hijos no acaben hiperregalados

La Navidad indudablemente es una de las fiestas más esperadas por los niños principalmente por los regalos que Papá Noel, Santa Claus o el Niño Jesús les deja bajo el tradicional árbol navideño.

Sin embargo, con los presentes que reciben de mamá y papá, los abuelos, tíos y amigos se acrecienta el riesgo de que los pequeños terminen diciembre con el llamado síndrome del niño hiperregalado.

El término se usa para describir cuando un menor pierde la capacidad de valorar las cosas tras haber recibido muchos regalos. En su lugar, desarrollan un deseo por tener más y más obsequios.

El síndrome puede presentarse todo el año, pero se acentúa durante las celebraciones navideñas. Y es que, aunque los presentes tienen buenas intenciones, dar demasiados puede ocasionar daños.

No obstante, hay una manera de encontrar un equilibrio y mantener la ilusión para los niños con límites saludables: apegarse a la famosa regla de los cuatro regalos durante estas fechas.

¿En qué consiste la famosa regla de los cuatro regalos?

La célebre pauta es avalada por expertos y consiste en dar a los niños solo cuatro obsequios con funciones distintas, pero específicas durante las fiestas navideñas y en cualquier otra fecha especial.

“Es una manera de hacer selección, marcar límites y cubrir cuatro funciones diferentes que tienen que tener los regalos de Navidad”, explicó el sociólogo de la UOC Francesc Núñez al diario Ara.

El primer regalo tiene que ser uno que el niño realmente quiera y mayor ilusión le haga tener. “Es el que todos teníamos cuando éramos pequeños, el que era lo que más deseábamos”, aclaró.

El segundo presente debe satisfacer a una necesidad, tales como ropa, calzado o una mochila. Si el caso lo amerita, se pueden hacer dos obsequios de este tipo a los consentidos de la casa.

La regla de los cuatro regalos es ideal para que los niños valoren sus obsequios en Navidad

El tercer obsequio necesita ser educativo; por ejemplo, un libro, un rompecabezas o una experiencia familiar a algún sitio donde se pueda aprender cosas nuevas, tal como una visita al museo.

Por último, el cuarto regalo tiene que permitirle al niño jugar con otros, como podría hacerlo con juegos de mesa o de rol, precisó el experto al periódico previamente mencionado.

En la infancia, el menos es más. Navidad es una época en la que los niños están saturados de dulce, de luces y de familia y, por lo tanto, hay que darle la importancia que tiene un juego o un juguete. Si regalas 25, ese ya no tiene importancia”, enfatizó la doula Aida G. Quer al medio.

Además, recalcó que “los juegos y los juguetes no tienen que hacer cosas. Es un material con el que el niño tiene que hacer a través de la imaginación, de la lógica, de la experimentación... Un juguete no tiene que ser pulsar un botón y que haga ruido y luces, sino un juego que pueda acompañar al niño durante tiempo y que crezca con él”.

La regla de los cuatro regalos es ideal para que los niños valoren sus obsequios en Navidad

Más recomendaciones...

Los educadores y expertos en crianza además aconsejan que los niños hagan sus cartas con sus peticiones de regalos a Papá Noel, Santa Claus o el Niño Jesús con un adulto a un lado.

También recomiendan que los pequeños ordenen y donen los juguetes que ya no usan para hacer espacio a los nuevos, reducir la exposición a las pantallas y evitar que vean catálogos de juguetes.

Lo último es para que los infantes puedan hacer una lista basada en sus verdaderos intereses.Para mí no hay un número ideal de regalos”, afirmó Marta Prada a Periódico de Ibiza y Formentera.

Pero desde luego usando el sentido común y la consciencia podremos valorar mejor si estamos en el exceso”, apuntó la educadora de familias en su conversación con el medio.

La regla de los cuatro regalos es ideal para que los niños valoren sus obsequios en Navidad

Otro consejo es gestionar los obsequios con el entorno y sugerirles a familiares regalar experiencias. Si hacen caso omiso, dosificar los presentes desde el hogar y poner el foco en las personas.

Aunque las experiencias parezcan más efímeras y menos duraderas dentro de treinta años lo que les quedará a tus hijos será eso”, aseveró la especialista.

G. Quer coincidió en su charla con Ara. “Es mejor que entre toda la familia hablemos y entre todos regalemos una bicicleta, o un espectáculo para ir juntos, que todo el alud sin sentido”, dijo

El tiempo que has dedicado a pensar el regalo que le hará ilusión y comprarlo o hacerlo también forma parte del regalo”, apuntó la cofundadora del Espai Criança i Salut de Sabadell.

Tags

Lo Último


Te recomendamos