Psico

¿Qué es el Firedooring?, el comportamiento tóxico en pareja que no puedes ignorar

En esta práctica nociva, la persona siente que hay una desproporción de interés en la relación

¿Qué es el Firedooring?, el comportamiento tóxico en pareja que no puedes ignorar

México es uno los países con las parejas más felices del mundo de acuerdo con un estudio que hizo la Universidad de Wroclaw, de Polonia, luego de entrevistar a 9.500 personas en 45 países. Los aztecas ocupan el puesto número siete, pero no todo es color de rosa en el mundo del amor, pues cada vez más en todo el planeta se divulgan prácticas psicológicas que resulta perjudiciales.

Para todas estas prácticas nocivas, por lo general, se usan términos que anglosajones, como el ghosting, en el que tras iniciar la relación uno de ellos desaparece sin dejar una respuesta de su partida, mientras que el breadcrumbing se refiere a cuando una persona envía señales a su pareja para indicarte que “está presente” cuando en realidad no lo está.

Ahora, se le suma el firedooring, otro comportamiento que destruye autoestima. Desglosando el término, este significa puerta cortafuego y es una analogía a las puertas contra incendios que solo se abren en un sola dirección. Lo mismo sucede con las actitudes que tiene la persona tóxica en el romance que entabla.

En este caso, significa un total desbalance en los intereses de la relación, pues mientras uno de sus integrantes demuestra afecto y demás, el otro simplemente no lo hace o solo cuando le conviene, dejando a su pareja atrapada en una constante espera para que la situación cambie. Es el esfuerzo unilateral lo que causa tanto daño.

Por qué es tan nocivo, pues porque quien agrede psicológicamente está usando esas dosis de “interés” para la esperanza del otro no muera y, por ende, su interés. No es capaz de cortar la relación, pero tampoco vivirla al máximo y solo se manifiesta cuando necesita algo que le traerá beneficio.

Está la creencia errores de que este comportamiento es “normal” y bueno, con la premisa de “mantiene viva la llama del amor”, pero en realidad en una agresión constante en la que el afectado vive frecuentemente en una espera en la que no sabe qué esperar, porque el otro es quien tiene el control de la relación.

¿Cómo reconocer si estás siendo víctima de esta práctica?

Si te sientes identificada con este comportamiento, acá te indicamos algunas banderas rojas a las que debes estar atenta para fijar un límite cuanto antes:

1. Inestabilidad

Es hora de que comiences a ser más consciente de las cosas malas que ocurren en tu relación y las enumeres, si estas superan por creces las buenas, pues no hay un equilibrio. A esto se le suma si sientes que haces un gran esfuerzo por arreglar los asuntos, si eres la que siempre resuelve o eres la que toma la iniciativa para todo.

2. Control

Si a menudo crees que tus emociones están íntimamente ligadas a todo lo que haga o deje de hacer tu pareja, que él te controla, pues es momento de fijar un límite. Si él trata de invalidar lo que sientes o que eres siempre la causante de todos los males, la victimaria o que te cambia los temas cuando los encara, pues tienes que huir de ahí porque no es tu lugar.

3. Normalización

Muchas personas no son conscientes de que viven en una relación tóxica, ya que normalizan estas prácticas, posiblemente, porque las vivieron de primera mano durante su infancia, es por esto que debes estar atenta.

Tags

Lo Último


Te recomendamos