Wellness

4 maneras de lograr que tu hijo se sienta amado y especial todos los días: ayudará su autoestima

Hacer sentir a nuestros pequeños queridos hoy influirá en su comportamiento y autoestima del mañana.

Los niños se siente amados con la atención y mimos de sus padres

Aunque dividir nuestro tiempo y atención entre los hijos y las demás responsabilidades que tenemos cada día no se trata de una tarea nada sencilla, es un esfuerzo de equilibrio que vale la pena hacer.

Al procurar que nuestros retoños se sientan amados y especiales, se está moldeando de forma positiva su identidad y también preparando para una autoestima saludable en los años venideros.

De hecho, de acuerdo a la psicóloga infantil Laura Kauffman a Parents, los niños que son desatendidos en ese sentido por sus papás pueden comenzar a portarse negativamente en el futuro.

Es menos probable que estos niños sigan las reglas del hogar y es probable que compitan por la atención de sus padres de maneras menos positivas, como pelearse con sus hermanos…”, explicó.

“Nuestro objetivo es transmitir amor incondicional a través de una atención enfocada con límites claros que les permitan tolerar las inevitables interrupciones en nuestra atención”, afirmó.

¿Cómo lograr que tu hijo se sienta amado y especial todos los días?

Si bien hallar ese balance parece complicado, no es imposible. Al contrario, hay formas muy simples, pero también efectivas de lograr que tu o tus herederos se sientan amados y especiales todos los días.

A continuación, te contamos cuáles son cuatro de estas maneras de acuerdo a Kauffman en su charla a la revista antes citada para que comiences a implementarlas desde ya en tu rutina familiar.

Míralo a los ojos cuando te hable

Aunque pensemos que podemos oír a nuestros hijos al mismo tiempo que hacemos otras actividades, la verdad es que cuando dividimos la atención los hacemos sentir en un segundo plano.

Por eso, cuando quiera decirte algo, pausa lo que estés haciendo, míralo al rostro y escucha. Si no puedes abandonar la tarea, explícaselo y pide un tiempo para concluir. Luego, búscalo para hablar.

Dedica un tiempo para compartir juntos sin interrupciones

Otra gran forma de hacer sentir a tu hijo amado y especial es dedicando un tiempo exclusivo para compartir juntos a diario. No tienen que ser horas, hasta unos diez minutos son aceptables.

No obstante, debe dejar que el menor decida qué harán ese día y apagar el teléfono o dejarlo en un lugar lejano –si está en tus posibilidades– para no caer en la tentación de usarlo mientras juegan.

Madre apoyando a su hijo

Pregúntale cosas específicas

Hacer preguntas a nuestros hijos no solo es importante, sino una manera de hacerlos sentir amados y valorados; sin embargo, en vez de cuestionarlos de forma genérica, haga preguntas puntuales.

Son este tipo de cuestionamientos específicos las que demuestran que estamos involucrados en sus vidas. Así que, en vez de preguntar cómo les fue en la escuela, indague sobre un examen o amigos.

Demuestre su cariño

Darles un abrazo a nuestros hijos antes de despedirnos o estamparles un beso en la cabeza son maneras infalibles de manifestar nuestro afecto y logra que los niños se sientan amados.

Empero, si te cuesta expresar amor de esa manera física, puedes apostar por inventar un gesto como un apretón de manos único con cada niño que fortalezca también sus lazos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos