Salud

Elimina los callos de los pies con estos sencillos remedios caseros

Los callos pueden generar mucha incomodidad y hasta dolor, pero con estos remedios podrás deshacerte de ellos completamente.

Los pies resultan atractivos para muchas personas

En los pies suelen salir muchos callos, ya que estos se generan en respuesta al excesivo roce o presión. Se presentan como una protuberancia dura y un poco elevada al resto de la piel, y en ocasiones puede generar dolor o incomodidad.

Uno de los factores que más producen callos en los pies es utilizar calzado muy apretado, o usar zapatos regularmente sin calcetines, lo que provoca mucha más fricción. Lo mismo que estar constantemente descalzo en superficies duras.

Asimismo, también hay predisposición genética en la aparición de callos, pero con estos remedios caseros podrás eliminar y mantener a raya la proliferación de los callos en los pies.

¿Cómo se eliminan los callos de los pies en casa?

Es común que en los pies salgan callos que no generen dolor, y para eliminarlos puedes usar piedras pómez, limas, raspadores o cortacallos, que remueven las capas superficiales de la piel seca hasta y así liberas la piel sana. Solo ten cuidado de no raspar de más y ocasionar algún corte.

Algo que te puede facilitar la eliminación de los callos, sería sumergir los pies en alguna mezcla. Por ejemplo, añade bicarbonato de sodio a un cubo de agua, y deja los pies sumergidos por 20 minutos.

También puedes sumergir los pies durante 15 minutos en manzanilla: solo tienes que preparar la manzanilla como si fueras a preparar un té, y cuando se entibie, sumerge los pies ahí, antes de pasarte la piedra pómez.

Otra opción sería licuar unos tallos, hojas y flores de ortiga con agua, luego aplica la pasta resultante sobre el callo usando una espátula. Cubre la zona con la pasta con un apósito y deja actuar por tres horas.

O bien, puedes emplear cebolla o ajo con aceite. Solo tienes que frotar un pedazo de cebolla directamente sobre el callo o poner ajo machacado en aceite sobre el tallo. Tanto la cebolla como el ajo tienen propiedades antiinflamatorias y pueden reblandecer la piel endurecida.

Otros consejos que puedes aplicar es no usar zapatos apretados, y utilizar medias con el calzado para reducir la fricción y la humedad en los pies. Pero si presentas mucho dolor, lo mejor será acudir con un especialista.

Tags

Lo Último


Te recomendamos