Pareja

¿Por qué pienso en otra persona si amo a mi pareja? No es tan extraño como crees

En nosotros está pasar de una atracción inofensiva, a dañar nuestra relación.

greys anatomy koracick y teddy

Más de uno se ha encontrado en la incómoda posición de pensar o fantasear constantemente con otra persona, pese a amar a la pareja que tenemos al lado.

Esto, sin duda, genera sentimiento de culpabilidad y hasta mucha duda, ya que sentimos que estamos siendo infieles o que quizás, nuestra relación no es tan perfecta como creíamos.

Ciertamente, tener pareja no suele ser un motivo de no poder enamorarte de otra persona si no lo impides, pero pensar en otra persona no significa necesariamente que amas a ese ser y no con quien ya tienes un camino recorrido.

Es fundamental entender que es normal que los seres humanos nos sintamos atraídos por otras personas, fuera de nuestras parejas, ya que lo novedoso o lo diferente siempre cautiva nuestra atención y nos lleva a experimentar una adrenalina que se va perdiendo con el paso del tiempo.

Sin embargo, lo que marca completamente la diferencia es lo que hacemos con eso. ¿Le doy pie a los pensamientos y empiezo a fantasear 24/7? ¿Busco a la otra persona? ¿Trato de acercarme e invitarla a salir? ¿Inicio una relación con ella?

Es ahí, cuando pasamos del pensamiento a la acción, cuando caemos en el error y en la infidelidad. Lo recomendable es que cuando se aparezca alguien más constantemente por nuestra mente, tratemos de orientar esos pensamientos hacia algo más positivo.

Recordar a nuestra pareja, tener presente por qué la amamos, rememorar esos buenos momentos juntos y racionalizar la ilusión que estamos sintiendo, por ejemplo, porque te gusta la atención que te da o simplemente porque es atractivo físicamente.

Prohibirnos pensar en otra persona, en realidad puede ser contraproducente: nos puede llevar al mundo de las dudas y las obsesiones que pueden llegar a tomar el control de la relación. Así que fantasear no está mal y no deberías castigarte duramente por eso.

Asimismo, trata de alejarte de esa persona o al menos, no dar pie al coqueteo. Refuerza tu relación de pareja saliendo de la rutina, pasando momentos juntos y renovando esa chispa, porque la mayoría de las veces esas atracciones son pasajeras e inofensivas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos