Salud

¿Qué hacer si tengo resequedad vaginal después del parto?

La maternidad es una etapa maravillosa, pero enfrenta muchos cambios de los que nadie te habla.

Resequedad vaginal.

Ser mamá es una etapa maravillosa que cambia la vida en muchos sentidos. Uno de ellos, es el físico. El cuerpo cambia durante y después del embarazo. Las seis semanas posteriores al parto, sin importar si fue natural o cesárea, son las de ajuste del cuerpo femenino para volver a la normalidad. Este período se conoce como puerperio.

Durante el puerperio existen ajustes, sobre todo en el balance hormonal, así como la recuperación de los tejidos, incluyendo los tejidos vaginales. Los cólicos por el reacomodo de la matriz, así como escurrimientos vaginales con apariencia de “sangre aguada” son normales en este periodo. Sin embargo, también en este período puede presentarse resequedad vaginal.

La resequedad vaginal es un problema que ocurre sin importar la edad, aunque se presenta mayormente durante la menopausia. La disminución de los niveles de estrógeno es la principal causa. Debes considerar que esto a veces es provocado por malos hábitos de higiene íntima, como utilizar productos que alteran el pH natural de la zona genital. Algunos de los principales factores de la baja de estrógeno son:

  • Lactancia
  • Parto
  • Tabaquismo
  • Menopausia
  • Lavados vaginales
  • Uso de medicamentos para alergia y resfriado

Presentar resequedad vaginal puede ser incómodo, particularmente para la vida sexual activa. Si después del parto, notas resequedad vaginal, quizá tengas miedo de que las relaciones sexuales puedan ser dolorosas. Sin embargo, la resequedad vaginal puede disminuir con ayuda de simples lubricantes, esto pensando para las relaciones sexuales. No es recomendable que utilices cremas vaginales para corregir la resequedad vaginal. En realidad, hay otro tipo de alternativas para que tu vida sexual no se vea alterada.

Existen lubricantes de base acuosa que ayudan a dar una lubricación segura y discreta al ser similares a la lubricación natural. Uno de ellos es K-Y®, que cuenta con varias ventajas como son:

  • No altera el pH natural de la vagina
  • No tiene fragancia
  • No es grasoso
  • No mancha
  • Se elimina fácilmente
  • Es compatible con los condones

La intención de usar lubricantes es poder recuperar una vida sexual sin que la resequedad vaginal sea un problema. Utilizar hidratantes vaginales comprobados por expertos médicos, ayuda a que la zona genital no presente tantas molestias a causa de la resequedad. Además, al utilizar un producto que sea de consistencia similar al flujo vaginal se puede evitar dolor durante las relaciones sexuales y así retomar una vida en pareja después del parto.

Seis semanas después de dar a luz se pueden reiniciar las relaciones sexuales en caso de que no haya dolor. Un lubricante como K-Y® puede ser tu aliado al momento de recuperar la vida en pareja después de seis semanas de haber dado a luz1. Recuerda que se trata de un producto revisado y avalado por médicos, puesto que su composición no afecta los tejidos vaginales. Gracias a K-Y® puedes retomar tu actividad sexual sin temor.

Recuerda que ser mamá no implica que dejes de lado tu vida sexual ni tu vida de pareja. La llegada de un pequeño a la familia es motivo de felicidad, pero también de ajustes tanto físicos como psicológicos. Ten paciencia.

Debes considerar que esta situación de resequedad vaginal posparto es temporal y que pasada la llamada “cuarentena” del parto, tus niveles de estrógeno pueden regresar a la normalidad. En caso de no ser así, de empezar a tener infecciones vaginales recurrentes o de presentar dolor en el momento de tener relaciones sexuales, consulta a tu médico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos