Salud

¿Cuál es la alimentación ideal para una persona que enfrenta el cáncer de mama?

“Aliméntate con propósito por tu vida y tu salud”.

Foto Pexels

El cáncer de seno puede comenzar en diferentes lugares, crecer de diferentes maneras y requerir diferentes tipos de tratamiento. Pero te has cuestionado lo fundamental que es acompañar este proceso médico con una buena alimentación. La nutricionista especializada en oncología, Geovi Arcos, nos comparte todo acerca de una correcta alimentación, y habla sobre los alimentos que el cuerpo puede llegar a rechazar por las quimioterapias o distintos procesos que enfrenta una persona en la batalla contra el cáncer.

¿Qué planes dietéticos debe seguir un paciente que ha sido diagnosticado con cáncer?

“Cada paciente necesita un plan dietético específico. Las adecuaciones van a variar según el estadío en el que se encuentre su diagnóstico, el tipo de tratamiento que va a seguir, si es quimioterapia, radioterapia o si es un tratamiento quirúrgico. La alimentación de un paciente oncológico tiene que estar basado también en aumentar su energía, por eso deben tener suficientes calorías, los pacientes oncológicos deben comer varias veces en el día. Sin embargo, lo que yo siempre recomiendo a mis pacientes es una dieta compuesta principalmente de plantas. Esta alimentación podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de seno en un 15% si lo queremos consumir como prevención, pero si lo hacemos cuando estamos dentro de un proceso de quimioterapia o radioterapia, vamos a ver resultados realmente positivos como pacientes. Las frutas y vegetales son ricos en flavonoides y carotenoides, que tienen varios beneficios médicos”, explica Arcos.

Los siguientes alimentos pueden desempeñar un papel en una dieta saludable en general, y también ayudar a prevenir el desarrollo o la progresión del cáncer de seno:

  • Variedad de frutas y vegetales
  • Alimentos ricos en fibra, como granos enteros, frijoles y legumbres
  • Leche baja en grasa y productos lácteos
  • Productos a base de soja
  • Alimentos ricos en vitamina D y otras vitaminas
  • Alimentos particularmente especias con propiedades antiinflamatorias
  • Alimentos, principalmente de origen vegetal, que contienen antioxidantes

Frutas y vegetales

  • Vegetales de hoja verde oscuro, como la col rizada y el brócoli
  • Frutas, especialmente bayas (frutos rojos) y duraznos
  • Frijoles, legumbres, pescado, huevos y algo de carne
Foto Pexels

¿Qué tan saludable es tener una dieta basada en fibra?

“Una dieta con fibra tiene un gran efecto sobre el cáncer de seno, pese a no contar con una base científica aún, varios estudios pequeños han demostrado que puede ayudar a proteger contra la enfermedad. Por otro lado, algunos procedimientos dietéticos tienen como objetivo evitar que el estrógeno interactúe con las células cancerosas”, de acuerdo a la nutricionista.

La fibra apoya el sistema digestivo y la eliminación regular de los desechos, incluyendo el exceso de estrógenos. Las frutas, vegetales, granos enteros y legumbres proporcionan fibra, pero también contienen antioxidantes, como betacaroteno y vitaminas C y E.

¿Qué alimentos se deben suspender?

De acuerdo a la especialista, los alimentos que pueden aumentar el riesgo en un proceso como el cáncer, en especial el cáncer de mama, son el alcohol, el cigarrillo y otro tipo de drogas y alimentos procesados. Sin embargo, una persona puede controlar otros factores, su nivel de actividad física, el peso corporal y la dieta.

Según un estudio de La Sociedad Americana Contra El Cáncer hay alimentos que deben ser eliminados de la dieta diaria de una persona que ha sido diagnosticada con cáncer. Además dentro de la investigación están los detalles específicos de porque no deberían ser consumidos, y no solo por tener un diagnóstico, pues estos alimentos no son favorables para la salud en general.

  • Alcohol: el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno y dañar el ADN. También señalan que las mujeres que consumen tres bebidas alcohólicas por semana aumentan su riesgo de desarrollar cáncer de seno en un 15%.
  • Azúcar: en una investigación de 2016, los ratones que consumían una dieta tan rica en azúcar, como la dieta típica en los Estados Unidos, tuvieron más probabilidades de desarrollar tumores de glándulas mamarias similares al cáncer de seno en humanos. Las probabilidades de que estos tumores se diseminaran o hicieran metástasis fueron mayores.
  • Grasa: los estudios sugieren que no todas las grasas son malas. Si bien la grasa de los alimentos procesados parece aumentar el riesgo de cáncer de seno, algunas grasas vegetales pueden ayudar a reducirlo.
  • Carne roja: se ha encontrado un vínculo entre la carne roja y un mayor riesgo de cáncer de seno, especialmente si una persona cocina la carne a altas temperaturas, lo que puede desencadenar la liberación de toxinas. Además, las carnes procesadas y los embutidos tienden a tener un alto contenido de grasas, sal y conservantes. Estos pueden aumentar el riesgo de cáncer de seno, en lugar de reducirlo. En general, minimizar el procesamiento de un alimento lo hace más saludable.

¿Qué alimentos debe componer el plato en este proceso y cuántas veces al día se debe comer?

“No existe un plato adecuado, porque cada paciente debe tener una esquema de alimentación personalizado. Normalmente un paciente con cáncer debe tener pequeños volúmenes de alimentación cada dos horas considerando que no queremos que hagan hipoglucemia, y en consecuencia auto coman su masa muscular”, explica la experta.

Un evento benéfico para las guerreras del cáncer de mama

Pink Party Zumba
Tags

Lo Último


Te recomendamos