Salud

Pon en práctica las técnicas de estimulación temprana para bebés de 0 a 12 meses

La idea es que a los 30 días de nacido se inicien ejercicios para potenciar el desarrollo cognitivo y psicomotor

Cuando llega un bebé a la familia la vida cambia por completo. Demandan atención y cuidados las 24 horas del día, pero también es necesario poner en práctica la estimulación temprana para lograr un desarrollo psicomotor optimo en el niño.

Pero ¿Qué es la estimulación temprana? La también llamada atención temprana se basa en una serie de ejercicios mediante los cuales los bebés y los niños pueden divertirse y a través de los cuales se potencia su desarrollo cognitivo y psicomotor. Estos ejercicios, además, facilitan aprendizajes futuros.

Según el portal Psicología y Mente, la estimulación temprana se puede empezar a realizar desde el nacimiento y hasta los 6-7 años aproximadamente, ya que es en este período donde se va desarrollando la estructura del pensamiento y la personalidad del niño.

Un bebé que inicia su proceso de estimulación, tendrá un desarrollo al máximo de sus capacidades físicas y mentales, por ello, aseguran los expertos, que la labor como madre o padre, será determinante, a través de actividades adecuadas con objetivos concretos que faciliten su desarrollo óptimo.

Fortalecer al bebé

La psicoterapeuta familiar y terapeuta certificada por la Asociación Mexicana de Estimulación Temprana, Pamela Maravillas, explicó a Univisión que estas actividades están diseñadas para fortalecer las áreas, sensorial, motriz, cognitiva, lenguaje y socio-afectiva de un bebé.

Precisa Maravillas que, entre los 30 días hasta los 3 años, los pequeños tienen el mayor periodo de crecimiento de sus vidas, es por ello que es necesario desarrollar en ese tiempo sus capacidades motrices e intelectuales.

Los ejercicios de estimulación temprana pueden ser juegos, actividades o canciones. La clave está en presentarlos de forma atractiva para que el bebé se sienta cómodo realizándolas.

Estimulación temprana en los primeros 6 meses

En las primeras etapas (de 0 a 6 meses), los ejercicios ayudarán al bebé a ganar flexibilidad y fortalecer su tono muscular. Lo ideal es realizarlo cuando esté receptivo y tranquilo, y que se respeten sus horas de sueño y alimentación.

Se puede empezar con sesiones de cinco minutos y progresivamente ir aumentando el tiempo, aunque no deberían durar más de 10 minutos.

Ejercicios de 0 a 3 meses

Estos ejercicios deben ser suaves y enfocados a ayudarles a ganar movilidad, a descubrir sensaciones nuevas y a que se familiaricen con sus primeros estímulos. Entre ellos están:

  • Tomar sus manos y pies y jugar con sus dedos, uno a uno.
  • Realizar masajes en manos y pies.
  • Tumbado boca arriba, coge las plantas de sus pies y llévale las rodillas al pecho. Repite 5 veces con cada pierna y poco a poco ve aumentando la frecuencia.
  • Tumbado boca arriba, coge sus manos y realiza movimientos en círculo con sus brazos.
  • Tumbado boca arriba, enséñale un juguete de colores a una distancia de 30 cm de sus ojos y muévelo de un lado al otro para que lo siga con su cabeza.
  • Tumbado boca arriba, lleva la mano derecha del bebé hacia el hombro contrario con mucha suavidad. Repite con la mano izquierda. Luego cruza ambos brazos sobre el pecho.

Ejercicios de 3 a 6 meses

Los ejercicios irán cambiando a medida que el bebé crezca, así se añade algunos más complejos:

  • Tumbado boca arriba, haz suavemente el movimiento de la bicicleta con sus piernas.
  • Tomar sus manos y jugar a dar palmadas.
  • Tumbado boca arriba, dóblale una pierna mientras extiendes la otra y ayúdale a girar hacia el lado de la pierna extendida. Repite con la otra pierna.
  • Tumbado boca arriba, cógelo de los brazos y súbelo lentamente hasta la posición de sentado.
  • Tumbado bebé boca abajo coloca algunos juguetes delante para que trate de alcanzarlos.

Ejercicios de 7 a 10 meses

  • Traza diferentes dibujos de animales, haz el sonido que corresponda para cada uno, y dile que lo llame como le enseñaste. Por ejemplo, cuando le señales el gato, haz “miau, miau”.
  • Deja que el niño, toque con sus manos la comida. Haz que se lleve a la boca uno de los alimentos que toco, para que relacione la textura con el sabor.
  • Ponte a gatear por toda la casa junto a él, te ayudará muchísimo, realiza esta actividad gateando hacia adelante, hacia atrás, dando vueltas, e incentivándolo a seguirte.
  • Coloca varios objetos en fila y dile: “dame el coche”; guía la mano hacia el juguete y una vez que lo haya tomado, quítale el objeto suavemente y alábalo por dártelo.
  • Enséñalo a llamar a un familiar, ejemplo, “llama a tu tía”, cuando esto suceda, apláudelo, y continúa haciéndolo, hasta que él llame y busque a su tía.

Ejercicios de 11 a 12 meses

  • Coloca sus manos sobre un radio o parlante encendido, para que perciba las vibraciones de la música.
  • Enséñale al niño a alisar la arena en un cubo aplanándola y dándole palmadas.
  • Divertirse en el espejo le enseñará a distinguir la imagen de la realidad. Haz que se mire en el espejo, pronto empezará a reírse y tocar su retrato.
  • Estimula las actividades con un mismo juguete, diciéndole: “Abraza al nene”, “Mece al nene”, “dale de comer al nene”.
  • Dale la oportunidad de unirse a ti cuando hagas la limpieza, por ejemplo, puedes darle un trapo para que te ayude en cualquier otra actividad que lo creas capaz.
Tags

Lo Último


Te recomendamos