Nutrición

5 tips para perder peso de forma sana y sin obsesión

Esto se puede lograr de forma efectiva, saludable y sostenible en el tiempo.

Perder peso en la noche/Internet

Querer tener una vida más saludable y fijar objetivos con nuestro físico es completamente válido, sin embargo es importante que sigamos un plan sano para perder peso sin que nuestro organismo tenga consecuencias.

Las dietas milagrosas y extremas que prometen resultados en pocas semanas sólo dejan efectos negativos en nuestro cuerpo y su funcionamiento.

Por mucho que veas menos kilos en poco tiempo, estos no son saludables y mucho menos duraderos, de modo que puedes ver graves consecuencias como el efecto rebote, en el que incrementas de peso abruptamente después de terminar tu dieta, o enfermedades más complejas debido a los desequilibrios químicos que se producen.

Esto no significa que no puedas apostar por una pérdida de peso y un físico con el que te sientas más cómoda y feliz, ya que esto se puede lograr de forma efectiva, saludable y sostenible en el tiempo.

Lo que debemos tener claro es que tus objetivos deben ser coherentes y realistas, ya que siempre se pueden obtener resultados notorios y muy beneficiosos.

Aquí te mostraremos algunos de los tips pilares para lograr un cambio físico que te va a beneficiar en todos los sentidos, ya que te hará sentir mejor emocionalmente, pero también tendrás más salud.

Sigue estos tips para mejorar tu salud

Establece un plan alimenticio

Es esencial que dejes atrás esas dietas milagrosas y empieces a comer sano poco a poco sin abandonar ningún macronutriente. La idea es conseguir un plan de alimentación que sea sostenible en el tiempo para que forme parte de tu estilo de vida.

Que tu rutina de ejercicio vaya adaptada a tu objetivo

Es importante no abusar del ejercicio, pero tampoco abandonarlo. Esto puede ser de gran ayuda para tu equilibrio hormonal y la composición de tu cuerpo.

Todo es gradual

Lo mejor es que comiences introduciendo hábitos sencillos como caminar, tener cenas sanas o eliminando los snaks poco saludables, para luego escalar poco a poco hasta obtener un estilo de vida saludable.

Los cambios abruptos no suelen ser sostenibles.

No dejes de disfrutar los alimentos

Recuerda que todo se trata de estabilidad y equilibrio. Una vez por semana te puedes dar el permiso de comer ese platillo calórico, postre o bebida que disfrutas mucho.

La clave es que esto sea controlado y sin abusos, ya que solo representará un pequeño porcentaje de toda tu alimentación. Además, será beneficioso anímicamente.

Cambia tu visión sobre las “dietas” y ejercicios

Deja de pensar en las dietas como un proceso momentáneo que hará milagros y el ejercicio como un esfuerzo excesivo para perder calorías. La idea es ver los buenos hábitos como algo permanente en nuestras vidas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos