Psico

Estos son los “red flags” más comunes que puedes ver en amigas tóxicas

Estas amistades no son sanas y es necesario poner límites

Cuando elegimos a una persona como una amiga es porque sentimos que podemos confiar en ella y aporta algo a nuestras vidas, sin embargo también es común encontrarnos con amigas tóxicas que afectan nuestro bienestar.

Si hemos tenido relaciones de amistad que podemos comparar con una hermandad, parece imposible que nos encontremos con una persona tóxica que se encuentre en nuestro entorno amistoso, sin embargo esto es más común de lo que creemos.

Parece imposible tener que terminar una amistad con alguien que formó parte de momentos importantes de nuestra vida, pero la verdad es que esta puede ser la decisión más sana si los comportamientos de esa persona empiezan a afectar.

Películas sobre amistades tóxicas

Pero, ¿cómo nos percatamos si una amiga es tóxica o no? Existen varias señales que pueden indicar que esa persona ya no es la mejor compañía, pero es necesario que estemos muy atentas a esas banderas rojas que pueden parecer actos inofensivos.

Generalmente, las personas con comportamientos tóxicos tienen una víctima a la que le hacen jugadas de manipulación con el fin de sacar provecho de ellas y es así como terminan afectándola emocionalmente.

Estos son los “red flags” que pueden tener las amigas tóxicas

No hay confianza

La confianza lo es todo para determinar quién es un amigo, mientras más confianza tengamos, más importante será esta persona en nuestras vidas.

Sin embargo, si constantemente nuestro amigo o amiga revela nuestros secretos a otras personas o no es discreto con ciertos temas a la hora de estar en grupo, es evidente que lo único que busca es llamar la atención.

Al hacerlo, puede ridiculizarte o avergonzarte frente a otros, motivos suficientes para terminar con una amistad por considerarse tóxica.

Actitudes tóxicas de las amigas

Solo piensa en sí misma

Este tipo de personas suelen ser narcisistas y solo están interesadas en hablar de sí mismos y de lo que a ellos les suceda, dejando a la otra persona como un simple espectador y oyente.

Estas amistades suelen comparar todo lo que a ti te sucede con experiencias vividas para desviar la atención hacia él o ella y pases de contarle un problema a escuchar los suyos.

Tiene una visión negativa de todo

Siempre que nos pasa algo bueno o malo queremos contárselo a nuestro mejor amigo o amiga, para que celebre nuestros triunfos y nos ayude en las penas.

Una de las señales de que esa amistad puede ser tóxica es cuando hablar con esta amistad nos deprime y nos hace sentir mal.

Tags

Lo Último


Te recomendamos