Pareja

Actitudes que hacen a las mujeres vulnerables a sufrir una infidelidad

Hay muchos comportamientos que debilitan a las parejas, haciéndolas propensas a los engaños.

Mujeres vulnerables a la infidelidad

Cuando una pareja sufre una infidelidad la responsabilidad es compartida, pero siempre resulta una decisión individual de quien incurre en la falta y por ningún motivo, la culpa debe ser orientada solo a la mujer.

Ambos forman parte de una relación que arrastró problemas que derivaron en esto, por lo que es importante hacer un balance individual y colectivo de aquellas actitudes o comportamientos que incidieron en el resultado.

En todo caso, siempre es mejor ser previsivos cuando empezamos a identificar las ‘red flags’ en nuestra relación antes que sea demasiado tarde, porque ciertamente hay factores que predisponen a las parejas a la infidelidad.

Actitudes que hacen a las mujeres y hombres vulnerables a sufrir una infidelidad

Los expertos aseguran que los hombres y mujeres que no comparten sus sentimientos pueden llevar a sus relaciones a que exista una tercera persona, puesto que se buscará ese refugio en alguien más, incurriendo en la infidelidad emocional.

Se presentarán comparaciones negativas que irán creciendo la distancia entre ambos, por frases como “con ella si me puedo desahogar” o “él me entiende tanto, no como mi pareja”, que va causando mella porque van de la mano de los secretos, que son muy nocivos.

Es por esto que los terapeutas son tan insistentes con la comunicación, la empatía, la intimidad y la confianza recíproca, donde se cimentan relaciones sanas.

Hay que evitar ignorar o menospreciar las emociones del otro y huir del conflicto. Porque guardarse todos los sentimientos solo hará que se acumulen como una bola de nieve. Hay que aprender a pelear sanamente y dejar de esconder los problemas debajo de la alfombra.

Asimismo, las inseguridades y los actos producto de ella (como revisar el teléfono, querer controlar la agenda del esposo o celarlo constantemente) también van desgastando el vínculo y colmando la paciencia.

La madurez es fundamental para decirle al otro cómo nos sentimos y buscar la solución, sin que pierdan su independencia y privacidad, además de reforzar nuestro amor propio.

Otra actitud tóxica que hace vulnerables a mujeres y hombres de sufrir una infidelidad es dejar preponderar los sentimientos negativos producto del rencor de problemas pasados, centrándose principalmente en las cualidades negativas del compañero, minimizando lo positivo y repasando mentalmente una y otra vez las faltas.

Por último, la ausencia de relaciones sexuales y de intimidad (o del disfrute en las mismas) deja a las relaciones vulnerables, por lo que por más que esté ocupada la agenda, ambos tienen que encontrar momentos para reconectar desde el contacto físico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos