Nutrición

Esta es la vitamina ideal para mantener tus huesos y músculos saludables

Recuerda siempre complementar tu alimentación diaria con suplementos y vitaminas para mantener la salud del cuerpo.

Los huesos y los músculos son parte esencial del cuerpo humano, gracias a ellos es que podemos llevar a cabo casi todas, por no decir todas, las cosas que hacemos en el día a día y tomando en cuenta la enorme cantidad que hay de ambos, hay que hacer todo lo posible para mantener saludables y el proceso poder llevar una vida mucha más duradera.

Si bien es sabido que una de las mejores formas de mantenerse saludable es haciendo ejercicio y siempre manteniéndose activos físicamente, el desarrollo y mantenimiento de nuestros huesos y músculos también depende mucho de nuestra alimentación y como la suplementamos, por eso te contamos qué vitamina puede ayudarte para mantener ambas cosas sanas.

La vitamina que te ayudará mantener tus huesos y músculos fuertes y saludables, todo lo que hay que saber y cómo obtenerla

Tener una dieta balanceada no solo te permitirá mantenerte en tu peso ideal, sino que además ayudará a todas las funciones de tu organismo, entre ellas el mantenimiento de los huesos y músculos, pero además de esto, las vitaminas y minerales que ingieres son clave para esto, más especialmente la vitamina D y el calcio, los cuales son tus mejores aliados.

Ya seas un atleta de alto rendimiento, alguien que va de manera casual al gimnasio o una persona que no tiene tiempo para ejercitarse, consumir vitamina D y calcio ayudará a tu cuerpo a mantener en buen estado toda la estructura ósea y la muscular. En torno a esto, el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH) ha publicado información esencial.

Alimentos ricos em vitamina D

Según el instituto, los alimentos que son mejores fuentes de calcio son: La leche, el yogur y el queso, quienes aportan calcio de origen animal, mientras que, la col rizada, el brócoli y el repollo aportan calcio de origen vegetal. Pero no solo esto, sino que también el pescado con huesos blandos comestibles, como las sardinas enlatadas y el salmón.

Por otro lado, también han aclarado que casi todos los productos lácteos actualmente son fortalecidos con Vitamina D y en caso de que no consumas alguno de estos, las alternativas vegetales como la leche de soja, la leche de almendras y la leche de avena también son fortalecidos con la vitamina durante su proceso de producción.

Siguiendo con las alternativas vegetales, algunos hongos son fuentes de vitamina D, pero en pequeñas cantidades, mientras que otros son expuestas a luz ultravioleta durante su crecimiento para aumentar la cantidad presente de dicha vitamina. De esa misma manera, hay productos animales que tienen mucha más vitamina D presente.

Este es el caso de los pescados grasos como la trucha, el salmón, el atún y la caballa. Por otro lado, el hígado vacuno y los aceites producidos en base a los hígados de pescado también son fuente de la vitamina, así también lo es la yema de huevo, pero en mucha menor cantidad. El instituto también habló de otras alternativas.

Las conclusiones del NIH sobre el consumo de calcio y vitamina D

Finalmente, el NIH también aprovechó para aclarar que tanto el calcio como la vitamina D también están presentes como suplementos, lo cual puede facilitar su ingesta. “También se puede conseguir en forma de suplementos dietéticos que contienen solo vitamina D o vitamina D combinada con algunos otros nutrientes”.

Por su parte, el calcio está presente en casi todos los suplementos multivitamínicos, por lo que conseguirlo no es muy difícil y mantener una buena cantidad en el organismo tienen un excelente efecto en el fortalecimiento de las estructuras óseas.

Te puede interesar:

Mujeres con metástasis por cáncer de mama pueden alargar su vida gracias a un nuevo medicamento

Tratamientos para prevenir y combatir la deshidratación de la piel

¿De qué trata la incompatibilidad inmune en el embarazo?

Tags

Lo Último


Te recomendamos