Salud

Las bombas silenciosas: Estas bebidas naturales ayudan a eliminar el exceso de sal y la grasa de tu cuerpo

Bajar su ingesta reduce el riesgo de padecer graves enfermedades

Consumir sal y grasas en exceso es dañino para la salud, pues trae graves problemas y enfermedades al organismo.

Ambas son denominadas en la medicina bombas silenciosas que se instalan en el organismo y causan estragos: hipertensión, aumento del colesterol malo, sobrepeso, disfunciones renales, problemas cardíacos.

Según la revista Mejor con Salud, estos problemas se deben en gran medida a los malos hábitos y a una cultura alimenticia que fomenta la comida de baja calidad, sin nutrientes y con alto contenido en sal y grasa.

Los médicos recomiendan a diario depurar el organismo del exceso de sal y grasa, además de cambiar hábitos alimenticios y de hacer ejercicios.

Te explicamos como el agua y dos jugos naturales pueden ayudar a depurar a nuestro cuerpo de la sal y de la grasa:

Perejil y limón

Este licuado es ideal para tomarlo a lo largo de un día, pero el más importante es el que bebes en ayunas.

Ayuda a depurar el organismo y eliminar el exceso de sal, facilitando la función renal.

Además, es un potente antioxidante rico en vitaminas que nos permitirá poner en marcha nuestro metabolismo para quemar grasas, gracias sobre todo al jugo del limón.

Para una buena depuración, sería recomendable tomar este licuado durante tres días seguidos.

Agua de fresas con limón

Es un diurético excelente para depurar grasas, para obtener un buen aporte de vitaminas y minerales y, a su vez, eliminar grasas gracias a la fibra.

Ayuda también a eliminar la retención de líquidos producida por el exceso de sal en el organismo.

Pones a hervir un litro de agua con 10 fresas limpias durante media hora. Cuando sacan todo su jugo, retíralas y cuela el contenido.

En una jarra colocas el agua de fresas y le añades el jugo de un limón. Lo puedes beber después de tus comidas.

Beber suficiente agua

Cuando nos sentimos más hinchadas de lo normal o cuando, por ejemplo, vemos que nuestros tobillos están muy inflamados, lo ideal es tomar mucha agua para eliminar la sal del cuerpo.

Generalmente unos tobillos hinchados suelen ser síntoma de un mal funcionamiento renal, así que no dudes en beber un poco más de agua cada día (entre 8 y 9 vasos).

Eliminarás el exceso de sal y grasa, favorecerás la salud de tus órganos y todo ello te permitirá depurar tu organismo y esas grasas almacenadas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos