Salud

Desde ayudar a reducir el colesterol hasta mantener tu peso a raya: Las maravillas de consumir avena

Es un cereal muy completo y equilibrado que aporta más proteína, grasa y minerales que otros

Los nutricionistas en todo el mundo la recomiendan. Los vegetarianos, deportistas y todas aquellas personas que llevan una vida saludable la consumen sin remordimiento. Se trata de la avena, un cereal cuyas semillas son ricas en varios nutrientes.

Nutricionalmente la avena no solo es muy completa sino que supera con mucho a otros cereales más populares.

Aporta al organismo hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, proteínas y minerales como el magnesio, hierro, cobre, zinc, además de vitaminas del grupo B y pequeñas cantidades de calcio y ácido fólico.

Al ser la avena un cereal de grano entero, conserva sus 3 partes intactas y mantiene su composición nutrimental original:

Endospermo: Fuente principal de energía, pues contiene carbohidratos y proteínas.

Salvado: Contiene fibra soluble e insoluble (en su mayoría como β-glucano), además de vitaminas del complejo B y minerales.

Germen: Contiene grasas insaturadas, vitaminas del complejo B, además de nutrimentos con función antioxidante, como la vitamina E.

Por todos estos componentes la avena tiene muchos beneficios para la salud, desde reducir los niveles de colesterol, hasta ayudar a perder peso.

Es rica en antioxidantes

Las avenantramidas son unos polifenoles que se encuentran casi exclusivamente en la avena.

Según estudios científicos, estos antioxidantes son uno de los componentes que hacen a la avena especialmente beneficiosa para el sistema cardiovascular.

No solo combaten la oxidación celular, sino que tienen un efecto regulador de la presión arterial y un efecto antiinflamatorio.

Esto se debe a que aumentan la producción de óxido nítrico, un gas que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos.

Las avenantramidas también ayudan a reducir la irritación de la piel.

Alimenta las bacterias buenas del intestino

La avena es rica en una fibra soluble llamada betaglucano, que es fermentable.

Eso hace que tenga un efecto prebiótico en el intestino, es decir, que alimente las bacterias beneficiosas que componen la microbiota y favorezca su crecimiento, viabilidad y permanencia en los intestinos.

Regula los niveles de azúcar

Los betaglucanos, al ser solubles en agua, forman un gel durante la digestión que enlentece el vaciado del estómago y el paso de los azúcares a la sangre.

Esto hace que la avena ayude a reducir los niveles de azúcar en sangre y a mejorar la respuesta insulínica.

Se considera especialmente útil en casos de diabetes de tipo 2.

Reduce el colesterol

Los betaglucanos de la avena también contribuyen a reducir el colesterol malo LDL, en parte reduciendo la absorción del colesterol que aportan otros alimentos.

Por otro lado, sus avenantramidas pueden contribuir a evitar la oxidación del colesterol, especialmente si se consume la avena acompañada de alimentos ricos en vitamina C.

Todo ello hace que la avena sea ideal para incluir en la dieta a fin de prevenir trastornos cardiovasculares.

Mantiene tu peso a raya

Como la avena no dispara el azúcar en sangre y esto puede resultar de ayuda en este sentido, pues evita los altibajos de glucosa.

Además, es un alimento que resulta saciante y la fibra que contiene mejora el estreñimiento.

Tags

Lo Último


Te recomendamos