Salud

Aunque usted no lo crea comer chocolate amargo ayuda el metabolismo y controla el colesterol

Consumirlo te permite liberar sustancias como la dopamina y la serotonina

El chocolate amargo (también llamado chocolate negro o chocolate puro) es hecho con granos de cacao tostado sin la adición de leche.

Se caracteriza por contener poca azúcar. En algunos casos puede no contenerla y se edulcora con maltitol o stevia.

Estudios demuestran que el chocolate amargo puede favorecernos en gran medida con las sensaciones de placer, bienestar, euforia e incremento del deseo.

Su consumo debe ser moderado, ya que de ingerirse en grandes cantidades puede promover el estreñimiento.

Cuál es el mejor para la salud

Siempre se debe optar por aquellas versiones con un mínimo de 70 por ciento de cacao. El chocolate puede ser un gran aliado para la salud cardiovascular, entre otros muchos beneficios.

Se trata de la opción que tiene un mayor porcentaje de cacao. Lo ideal es un 70 %.

Estos productos contienen una alta cantidad de flavonoides beneficiosos para la salud humana.

Los chocolates con leche o blancos presentan una mayor cantidad de azúcar añadida o de grasas saturadas y no resultan tan saludables.

Beneficios del chocolate amargo

El chocolate negro o amargo además de ser un alimento delicioso, es un aliado para la salud.

Los nutricionistas recomiendan consumirlo en pequeñas cantidades para beneficiar el corazón y el cerebro.

Su poder nutritivo es muy alto, por eso es importante elegir uno de excelente calidad y con un alto contenido de cacao.

El cacao es rico en hierro, magnesio, cobre, manganeso y contiene una cantidad de minerales importantes.

También contiene cafeína y teobromina en cantidades pequeñas y una gran cantidad de fibra soluble.

Ayuda a controlar el azúcar en la sangre

Siempre que sea amargo o negro, el chocolate va a contribuir a controlar el azúcar en la sangre porque goza de un índice glucémico muy bajo, que no afecta los valores de esta sustancia.

El flavonol presente también favorece el buen funcionamiento celular, pues ayuda a mantener a raya a la glucosa, por lo que también se reduce el riesgo de padecer diabetes.

Mejora el metabolismo

Consumido de manera moderada es un excelente regulador del metabolismo. Esto significa que lo más seguro es que pierdas kilos en lugar de ganarlos. O que te mantengas en un peso adecuado.

Además, también resulta muy saciante, por lo que puede contribuir a que ingieras menos cantidades de otros alimentos.

Regula el colesterol

El consumo del chocolate amargo incrementa el colesterol bueno (HDL) e, incluso, puede reducir el colesterol malo o (LDL).

Gracias a sus fitoesteroles ayuda a bloquear la absorción intestinal de colesterol alimentario.

Por su parte, el ácido oleico –una grasa monoinsaturada presente en la manteca de cacao– aumenta el HDL.

Aumenta la libido

La teobromina y la feniletilamina que contiene el cacao son dos sustancias estimulantes del deseo sexual.

Esta última, además, actúa como un neurotransmisor que permite que se liberen sustancias como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina.

Por su parte, el calcio que contiene mejora las transmisiones nerviosas y, por este motivo, hay mayores y mejores sensaciones.

Tags

Lo Último


Te recomendamos