Psico

La poderosa razón por la que ser amable contigo misma y hablarte de forma positiva cambiará tu vida

En lugar de juzgarte y criticarte sin piedad, empieza a cultivar nuevos pensamientos positivos.

Ser más amable contigo misma

La gente tiende a subestimar la importancia de hablarse a sí mismo con amabilidad. De hecho, en ocasiones, nos referimos a nosotros con más rudeza de la que le hablaríamos a otra persona, sin darnos cuenta de los problemas que trae.

Y es que incluso hay motivaciones científicas detrás de todo esto, pues tu cerebro agradece cuando te hablas bien y te sabotea cuando eres demasiado dura y exigente, por lo que ser más amable con uno mismo también es una expresión de amor propio y autocuidado.

El poder que tiene hablarse y tratarse con amabilidad a uno mismo

De acuerdo con una investigación desarrollada por la doctora Kristin Neff, de la Universidad de Texas, las personas que se muestran compasivas con sus fracasos y sus imperfecciones disfrutan de un mayor bienestar, según Telva.

En el mismo sentido, se descubrió que la autoamabilidad beneficia la capacidad de aprendizaje, la memoria y la calidad del sueño. Incluso, detectaron que cuando nos hablamos mal se segrega cortisol, también conocida como la hormona del estrés.

Cuando hablas de ti con respeto, aceptación y compasión, las hormonas del bienestar entran en acción. Pero cuando te criticas severamente, se activan las zonas que tradicionalmente se relacionan con... ¡el dolor físico! Es como si te pegases”, explicó la experta.

Por esta razón hay que empezar a borrar del vocabulario frases tóxicas como “no sirvo para nada”, “no lograré esto”, “soy culpable de todo”, “te mereces todo lo malo que te pasa” y más.

No obstante, esto no quiere decir que no hagamos autocrítica para evaluar nuestros logros o fracasos y ver cómo podemos mejorar como personas, sino hacerlo de una manera más compasiva y comprensiva.

En otras palabras, que lo hagamos de manera más ecuánime, más realista y más equilibrada. Esto incluso te ayudará a sentirte más motivada y en paz para seguir empujando por tus objetivos.

Es hora de ser menos competitivos y más autocompasivos en el buen sentido, es decir, hablarse bien, tratarse bien y saberse humana, con todo y las imperfecciones.

Tags

Lo Último


Te recomendamos