Nutrición

Mermelada casera de fresa y melocotón: Cómo prepararla en casa y lucirte en una merienda

Endulza y deleita a la familia con esta rica receta con frutas frescas

Una tarde tranquila para merendar con la familia que mejor acompañantes de unas galletas, tostadas o pan casero que una buena mermelada.

La mermelada es un producto de consistencia pastosa o gelatinosa, resultante de una cocción de una mezcla de frutas con azúcar.

La fruta puede ser entera, en tiras o trituradas y puede ser de una sola fruta o puedes combinarlas con varias frutas.

La elaboración de las mermeladas caseras es una de las formas más habituales que se usan para conservar las frutas de temporadas que muchas veces se pierden en la nevera.

Para deleitar el paladar de tu familia y lucirte con una merienda espectacular y fácil de preparar y conservar te presentamos cómo hacer la mermelada de melocotón o de fresa.

Ingredientes

Tan sólo lleva fruta, ya sea melocotón o fresa y azúcar.

La proporción recomendada es de un 50% de azúcar y un 50% de fruta (el mismo peso de azúcar y de fruta).

Cómo elaborar la mermelada

Pela y/o limpia la fruta.

Por cada kilo de fruta añade el mismo peso en azúcar.

Deja macerar la fruta con el azúcar durante 12 horas.

Incorpora la mezcla en una cazuela y deja cocer a fuego vivo al principio, desespumando cuando se necesite; baja el fuego, y deja cocer entre 30 y 60 minutos, desespumando de vez en cuando

Retira del fuego y deja enfriar.

Procede a su envasado en tarros de cristal esterilizados y tapa bien dándole la vuelta para que se haga vacío (los mejores son los de rosca).

Consejos prácticos para hacer las mermeladas

Es conveniente hacer las mermeladas en cazuelas de acero inoxidable y suficientemente holgadas para que al hervir no se derrame.

No conviene pasarse de azúcar para que no cristalice.

Echa una cucharadita en un plato, deja que se enfríe durante unos minutos en el frigorífico y pon el plato en vertical. Si la mermelada está líquida y se escurre, necesita más tiempo. Si se pega al plato, ya está lista.

Espera que se ponga a temperatura ambiente antes de pasarla a tarros de cristal previamente hervidos.

Al verter la mermelada no tiene que quedar aire; para ello, dar unos pequeños golpes al tarro para que se ajuste bien el contenido y dejarlos sin tapar y cubiertos hasta que se forme una película.

No olvides cerrar bien los tarros de tu mermelada.

Tags

Lo Último


Te recomendamos