Wellness

Tres mascarillas naturales para cuidar tu cabello de la inclemencia de los secadores y las planchas

Recupera el brillo de tu pelo con estos remedios caseros, sencillos y que están a la alcance de tus manos

El uso de secadores y planchas constantemente en el cabello lo reseca y daña porque las hebras del pelo tienden a secarse, quebrarse y dividirse, lo que hace que tu pelo se vea y se sienta áspero.

Expertos aseguran que cuando se seca el cabello con secador, la temperatura se mantiene a unos 50°C y aumenta el contacto fibra con fibra, lo que puede provocar que la cutícula se desprenda y deje la superficie de la fibra capilar áspera.

Mientras que las planchas y otras herramientas son mucho más calientes y, a unos 150°C, la proteína en la corteza del pelo sufre una transición en la cual la energía térmica puede romper algunos de los enlaces entre las proteínas que dan a la fibra capilar su fuerza y estructura.

Las consecuencias del uso excesivos de ambos instrumentos es que puedes pasar de tener un pelo brillante y hermoso a seco, quebradizo y con puntas divididas.

Esto lo podemos combatir, no sólo reduciendo la exposición al secador y las planchas, sino hidratando y protegiendo el cabello con productos que ayudan a devolverle la suavidad y el brillo.

En el mercado hay muchos, pero aquí te presentamos remedios caseros, económicos, que están a la alcance de tus manos y que los puedes utilizar cuantas veces quieras.

Te presentamos las mascarillas naturales que puedes aplicar una o dos veces por semana para proteger el cabello de los daños del secado y planchado, pueda crecer a pasos agigantados y se mantenga sano e hidratado.

Mascarilla de huevo

La yema de huevo es rica en grasas y proteínas, lo que la hace perfecta para hidratar el pelo seco.

Por otro lado, la clara de huevo es ideal para el pelo graso, ya que esta contiene enzimas que eliminan el exceso de grasas.

Para el cabello normal, puede utilizarse el huevo entero.

Ya sea la clara, la yema o el huevo entero, aplícalo y deja que actúe por 20 minutos.

Pasado el tiempo indicado, enjuaga con una buena cantidad de agua fría.

Mascarilla de aguacate

Repara los daños causados por productos químicos y factores climáticos.

Actúa como acondicionador natural y le aporta suavidad y brillo.

Tritura la pulpa de medio aguacate, aplícala sobre el cabello y masajea. Deja reposar por 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Mascarilla de mayonesa

Esta mascarilla es útil sobre todo para cabellos teñidos, ya que brinda hidratación y fomenta su brillo y suavidad.

Viertes media taza de mayonesa en un recipiente. Extiéndela desde la raíz hasta las puntas, cubre la cabeza con un gorro de plástico para concentrar el proceso de humectación y deja actuar por 20 minutos.

Enjuaga con agua tibia para eliminar la mayonesa y después con agua fría para cerrar los folículos.

Realiza esta mascarilla una vez por semana.

Mascarilla de cerveza

La levadura de la cerveza es un buen ingrediente para aumentar el volumen del cabello, controlar su caída y fortalecerlo.

Tomas ½ taza de cerveza (125 ml) y la dejas reposar durante unas horas y luego le agregas un huevo crudo.

Aplica sobre el cabello limpio y deja actuar por 20 minutos. Enjuaga con agua fría.

Mascarilla de yogur

Esta mascarilla se recomienda para nutrir y restaurar el cabello seco y opaco. Úsala semana de por medio.

Tomas ½ taza de yogur (100 g) natural, lo aplicas por todo el cabello y péinalo para que el tratamiento se esparza por completo.

Deja actuar por 15 minutos y enjuaga con agua fría. Lávalo como de costumbre.

Mascarilla de aloe vera

Nada mejor para cuidar el cabello maltratado que el aloe vera.

Este cuenta con propiedades hidratantes y ayuda a abrir los poros en el cuero cabelludo, facilitando así una mayor absorción de vitaminas y nutrientes.

La mascarilla se prepara machacando sábila con dos cucharadas de aceite de oliva. Aplica por todo el cabello y el cuero cabelludo y deja actuar por 15 minutos.

Lo retiras con agua tibia y lava el cabello con champú y enjuague.

Mascarilla de tomate

La mascarilla de tomate se utiliza para restaurar el cabello maltratado.

Tiene componentes que, en contacto con este, le devuelven el brillo natural, promueven el crecimiento y eliminan la decoloración irregular.

Se prepara triturando un tomate con dos cucharadas de maíz. Mueve hasta obtener una mezcla homogénea.

Usa esta mascarilla en el cabello húmedo y deja actuar por 30 minutos. Enjuaga con agua fría y lava con el champú adecuado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos