Psico

Críticas crueles que toda madre recibe y cómo enfrentarlas para que no te roben la paz

No dejes que las opiniones de los demás te hagan pensar que eres una mala madre

Ser madre no es nada fácil, pues no solo te enfrentas a los desafíos de criar a tu hijo y darle los mejores cuidados, sino también a las críticas y opiniones de los demás.

Y es que, por años, las personas se han sentido con el derecho de opinar en la crianza de toda madre, y con los años, eso ha aumentado y es cada vez peor.

Ahora, no solo debes cuidar lo que haces con tu hijo en público, también lo que publicas en redes, pues por cualquier mínimo detalles puedes recibir críticas.

Y esto es algo que afecta a toda mamá, pues te cuestionas si lo estás haciendo bien, si esas personas tienen razón, e incluso te llegas a catalogar como “mala madre” cuando no es así.

Entre las críticas más comunes que toda madre recibe están “¿por qué tu hijo aún no habla?, no lo motivas”, “no dejes que juegue con arena”, “no lo cargues tanto que lo vas a malcriar”, “lo conscientes demasiado”, “no dejes que duerma contigo porque se va a mal acostumbrar”, y “parece que no lo alimentas bien”.

Estas son solo algunas de las críticas que suelen hacer a las madres, pero existen muchas más, pues cualquier cosa es motivo de crítica.

Pero, es momento de detener esas críticas y saber cómo enfrentarlas para no permitir que te roben la paz.

Cómo enfrentar las críticas que te hacen cuando eres madre

Ignora a todo el que critique

No hay nada mejor para darle una lección a esas personas que te critican por la crianza que le das a tus hijos que ignorarlos.

Y es que esto les ayudará a entender que no deben opinar cuando nadie les pregunta, y mucho menos criticar a otras madres, sin importar que sean familiares o amigos.

Déjale claro que se trata de tu hijo

También puedes detener las críticas respondiendo de forma educada que ese es tu hijo, y nadie debe opinar sobre la forma en la que lo crías.

De esta forma le dejarás claro a esa persona que no necesitas que opine sobre tu hijo, y si lo sigue haciendo simplemente lo vas a ignorar.

Pon límites

Si quieres que esa persona ya no te haga más críticas entonces es momento de poner límites, desde pedirle que no emita opiniones sobre tu forma de criar a tu hijo, hasta alejarte.

Ya sean amigos, conocidos, o familiares, si sientes que no soportas a los juicios que esa persona hace entonces evítala todo lo posible, o déjale claro que no te interesa nada de lo que diga con respecto a la crianza, pues no lo necesitas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos