Salud

Deja lo prejuicios a un lado que dormir desnudos es beneficioso para la salud. Les contamos…

Dejó de ser una extravagancia para convertirse en una forma de mejorar la salud del cuerpo y la mente

Estar sin ropa en la cama es una de las formas más cómodas para conciliar el sueño y científicos han comprobado lo beneficioso que es para la salud de la mujer y el hombre.

Un estudio internacional de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos (National Sleep Foundation), confirmó que dormir desnudos dejó de ser una extravagancia para convertirse en una forma de mejorar la salud del cuerpo y la mente.

Los investigadores determinaron, además, que uno de cada tres adultos duerme desnudos y el que lo hace reduce los riesgos de padecer enfermedades como la diabetes.

Mejora la circulación de la sangre al no estar constreñidos por la cinturilla del pantalón del pijama o los puños de mangas y tobillos.

Además, las relaciones íntimas se fortalecen y se liberan hormonas que ayudan a mejorar el ánimo y subir la autoestima.

Dejemos a un lado los prejuicios y la pena y ayudemos a nuestro cuerpo a estar libre para conciliar un sueño reparador.

Aquí te mostramos una lista de beneficios de dormir como Dios nos trajo al mundo.

Ayuda a adelgazar

Resulta que la temperatura corporal desciende cuando dormimos y, en consecuencia, el cuerpo quema más grasa de forma natural. Las prendas reducen este efecto.

Eso no significa que se pierda una gran cantidad de peso, pero puedes quemar el consumo extra de calorías.

Ayuda a tener una piel más sana

Estar desnudas permite que tu piel respire, lo que provoca que descienda el riesgo de sufrir problemas cutáneos.

Además, favorece la activación de la grasa marrón (grasa corporal que se activa cuando uno se enfría) que, a su vez, permite renovar las células muertas y mantener la piel más tersa y saludable.

Mayor cercanía con la pareja

Las parejas que duermen desnudas sienten un mayor apego y una mayor conexión, pues el contacto piel con piel aumenta la liberación de la oxitocina, considerada como la hormona del amor y los lazos afectivos.

Gracias a este químico, el vínculo entre los miembros de la relación se hace más fuerte, resistente y persistente.

Reduce el estrés

Otra hormona importante en nuestro cuerpo es el cortisol, pues en niveles elevados, está implicada en los procesos estresantes.

Dormir desnudo parece reducir los niveles de cortisol en el organismo y, por tanto, reduce el estrés.

Menos apetito al despertar

El cortisol, además de estar relacionado con estrés, también parece tener un efecto en nuestro apetito.

A niveles más altos de cortisol mayor sensación de hambre. Al reducir los niveles de cortisol gracias a dormir desnudos, también sentimos menos hambre al despertar.

Más frecuencia en las relaciones íntimas

Si se ha comentado que dormir desnudo aumenta el nivel de oxitocina y es beneficioso para crear lazos afectivos duraderos, también es positivo para tener encuentros íntimos con la pareja.

Ir ligeros de ropa beneficia el contacto físico y, en consecuencia, la salud sexual.

Menor irritación

Cuando duermes desnudo evitas el contacto de la zona sensible con el tejido y ayudas a que la piel respire.

Con esto puedes evitar muchas molestias e incluso dolor.

Rejuvenece

Algunas investigaciones indican que dormir desnudo te ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento.

Al dormir liberamos la hormona del crecimiento, que es clave para la regeneración celular y, por tanto, actúa como una sustancia anti-edad.

Reduce el riesgo de tener diabetes

Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, la probabilidad de padecer diabetes disminuye.

Esto se debe a que dormir en un ambiente más fresco provoca que las personas tengan una mayor estabilidad de los niveles de azúcar en la sangre y una mejor sensibilidad a la insulina.

Tags

Lo Último


Te recomendamos