Pareja

Estereotipos de relaciones tóxicas que nos dejó “50 sombras de Grey”

Existen comportamientos que no deben ser permitidos en ninguna circunstancia

El cine llenó de fantasías e ideas irreales sobre el amor a millones de personas generación tras generación y, aunque muchos han tomado consciencia sobre esto en los últimos años, algunas películas taquilleras, como “50 sombras de Grey”, suelen ser romantizadas pese a que sus historias presente relaciones tóxicas.

La historia de la joven Anastasia Steele, una estudiante de literatura muy talentosa, toma un giro cautivador cuando conoce a Christian Grey, un millonario y atractivo hombre que, además de tener un oscuro pasado, es dominante sadomasoquista.

Anastasia se enamora de él y ambos tiene una relación de amo y sumisa.

La premisa suena tan solo como una relación erótica con la que muchas personas podrían sentirse identificadas o atraídas, pero la realidad es que hay mucho más dentro de la unión de estos personajes.

Anatasia y Christian Grey mantienen una relación cotidiana de control, celos extremos, acoso e, incluso, desacuerdos en los momentos de intimidad, sin embargo, estos conflictos son presentados ante el público como amor, preocupación por el otro y relaciones sexuales ideales.

Cuando vemos este tipo de cintas, es importante saber diferenciar todo aquello con lo que sí nos podemos identificar de esas situaciones que no deben ser aceptadas.

Los momentos tóxicos que nos mostraron en “50 sombras de Grey”

Un contrato

En la primera entrega de esta serie de películas, Christian Grey y Anastasia se conocen, de inmediato él la visualiza a ella como su sumisa.

Para esto debe firmar un contrato. Aunque ella no se siente muy convencida de la idea, lo firma, pues no quiere decepcionarlo, lo que es muy común en la relaciones de poder.

El contrato se enfoca en todos los aspectos de la vida de Anastasia como la alimentación que debe tener, la ropa que debe vestir y cómo debe verse su figura siempre.

Este tipo de relaciones de dominación y control solo son señales de un abuso constante sobre la vida de una persona.

Celopatía

Los celos irracionales son otra señal de relaciones tóxicas y la segunda película presenta esto de una manera dramática.

Los amigos de Anastasia son percibidos como amenazas para Christian. Es así como decide comprar una editorial en la que Anastasia hacía pasantías, solo por los celos que sentía de su jefe.

Acoso

No es romántico que alguien aparezca en todos tus entornos de forma inesperada y esta es una actitud frecuente en la vida de Christian, quien aparece sin avisar en el trabajo de Anastasia, en casa de su madre, salidas con amigos, además de rastrearla con el celular.

Tags

Lo Último


Te recomendamos